El voto electrónico en México



Ciudad de México.- Desde que algunos institutos electorales comenzaron a incursionar con diversas pruebas piloto primero, hasta la realización de algunos ejercicios vinculantes con mecanismos electrónicos para recibir la votación de los electores como Coahuila en sus elecciones locales de 2005 y 2009, así como otras entidades que se han sumado como Jalisco (2009) o la Ciudad de México (2009 y 2012), por poner algunos ejemplos, parecía muy remoto que nuestro país arribará hacia la digitalización de las elecciones.



Desde entonces, más de 20 entidades federativas han utilizado, generalmente para ejercicios no vinculantes, mecanismos de votación electrónica que van desde solicitar la opinión de la ciudadanía sobre sí estaría de acuerdo en la utilización de dichos instrumentos que, dicho sea de paso, la opinión ha sido muy favorable, hasta su uso para considerar la adopción de determinadas políticas públicas o para la elección de dirigencias de algún partido político.



Con estos antecedentes, las autoridades electorales incursionan hacia la senda de la votación electrónica.



Tan es así que, en las pasadas elecciones de octubre en Coahuila e Hidalgo fueron utilizadas, aunque en un porcentaje menor, urnas electrónicas para recibir la votación de la ciudadanía de manera vinculante.



De igual forma, el Instituto Nacional Electoral (INE) utilizará un mecanismo más de votación electrónica, me refiero al sistema de voto por internet que se implementaría para recibir la votación de los mexicanos en la elección de 2021 para lo cual se coordina con los institutos electorales locales que, conforme a su legislación electoral pudieran utilizar dicho sistema.



Así, en 2021, 11 entidades federativas reconocen el voto de sus ciudadanos residentes en el extranjero, y será una gran oportunidad para la aplicación de dicho sistema electrónico de votación.



En Baja California Sur, Chihuahua, Colima, Guerrero, Michoacán, Nayarit, Querétaro, San Luis Potosí y Zacatecas sus ciudadanos pueden votar desde el exterior por el ejecutivo local. En Guerrero por diputado migrante y en Jalisco por una diputación de representación proporcional.



En la Ciudad de Méico, por su parte y luego de un largo proceso litigioso, finalmente sus connacionales podrán votar, por primera vez, por un diputado migrante.



Ahora bien, la implementación de mecanismos electrónicos de votación traerá consigo un sinnúmero de ventajas entre los que destaco los siguientes:



• La votación electrónica sea a través de urnas o tabletas electrónicas tiene la ventaja de que, en un mediano plazo, puede generar ahorros importantes a las autoridades electorales.



• Los esultados electorales no serían preliminares sino prácticamente, sería el mismo cómputo en tiempos mucho más reducidos y, consecuentemente, podría de dejar de usarse los programas de resultados electorales preliminares.



• La votación electrónica haría, a través de un sistema informático, el escrutinio y cómputo de la casilla y de la elección, evitando los errores aritméticos que, generalmente por cansancio, por cansancio, se dan por algunos funcionarios de casilla.



• La votación electrónica permitiría contar con menos funcionarios de casilla, por ejemplo, el o los escrutadores no serían necesarios.



• La urna o tableta electrónica permite incorporar la fotografía de las y los candidatos.



• La votación electrónica, como ha sucedido en diversas entidades federativas, es un proceso auditado permanentemente para generar la confianza hacia todos los actores políticos.



Ahora bien, de implementarse el voto por internet, este sistema tendeía también múltiples bondades, destacando que la ciudadanía podría votar desde cualquier computadora, tableta o móvil en cualquier lugar del mundo donde se encuentre lo que seguramente impementará la participación de la ciudadanía.



El voto por internet, por ejemplo, deberá ser el referente de las y los mexicanos residentes en el extranjero para que, en 2024 voten por Presidente de la República.



Veremos en los próximos meses como el curso de este proyecto que modernizaá y optimizará, sin lugar a dudas, las elecciones en nuestro país.



@fdodiaznaranjo



diaznaranjo.fernando@gmail.com



  • Fernando Díaz Naranjo

    Fernando Díaz Naranjo

    Licenciado en Ciencia Política y Maestro en Periodismo Político. Servidor público por más de 23 años. Entre sus múltiples cargos destaca el haberse desempeñado como consejero electoral propietario del consejo general del Instituto Electoral de la Ciudad de México. Es profesor de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García y colaborador en los medios digitales México Social, La Silla Rota, así como de los Diarios El Universal y Capital CDMX.