El talón de Sheinbaum



Ciudad de México.- El domingo pasado fue localizado sin vida el cuerpo de una mujer en la habitación de un hotel de la colonia Guerrero, demarcación Cuauhtémoc, gobernada por el morenista Néstor Núñez. Un día antes, una mujer de 45 años de edad fue hallada muerta con dos heridas de arma blanca en el abdomen y tórax en una oficina de una bodega de la Nueva Viga, en Iztapalapa.



El mismo sábado, una mujer de 50 años fue asesinada con una arma de fuego a bordo de una unidad de transporte público, en la colonia Desarrollo Urbano Quetzalcóatl, demarcación Iztapalapa, que es vigilada por la Guardia Nacional Militar desde el 5 de julio pasado.



El panorama para la mujer es aterrador. Estos hechos hacen más que urgente la emisión de la Alerta de Género, que es una serie de acciones del gobierno federal para prevenir y erradicar la violencia, pese a que en 17 estados no ha dado resultados.



Claudia Sheinbaum es la primera jefa de Gobierno de la CdMx electa en las urnas y paradójicamente es en su administración donde se han disparado los feminicidios. Le ha costado trabajo aceptarlo pero la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia tiene elementos suficientes para declarar la Alerta y no debe haber simulación por aquello de cuidar la imagen de la mandataria que es del mismo partido que el gobierno federal.



Sin duda es un golpe a la administración de Sheinbaum el aceptar que está rebasada en materia de seguridad y violencia de género, ya que la Capital CDMX siempre ha presumido ir a la vanguardia en materia de protección de derechos humanos y este rezago tizna la imagen del gobierno de izquierda encabezado por una mujer.



Sin embargo, Sheinbaum tiene razón al advertir que no basta con emitir una alerta para atacar un problema que de fondo tiene arraigado el machismo y es multifactorial.



Lo lamentable, es que en su gobierno tampoco se ve una estrategia clara para prevenir la violencia contra la mujer y eso es evidente con ver a diario la serie de asesinatos de mujeres que se registran y la mayoría quedan en la impunidad.



Vale la pena preguntarnos de qué sirve que Sheinbaum haya elevado el Instituto de la Mujer en una Secretaría. Los resultados evidencian que se optó por robustecer la burocracia para dar hueso y empoderar a Gabriela Rodríguez, hermana de la senadora Jesusa Rodríguez, mujer fiel al movimiento del presidente Andrés Manuel López Obrador.



Sheinbaum debe tomar nota de lo que ha sucedido en gobiernos anteriores, donde dejar altas responsabilidades en manos de cuotas y cuates es un despropósito que tarde que temprano lleva al fracaso y hunde la popularidad,



La Jefa de Gobierno está ante la oportunidad de reivindicarse en un tema que le corresponde por convicción y rebasar por la izquierda las visiones conservadoras que creen que basta con una alerta para acabar con los feminicidios, empero el primer paso es dar a la Secretaría de la Mujer de la CDMX un nuevo rostro y mejor rumbo de la mano de una estrategia firme que dé resultados porque no se trata de su popularidad rumbo al 2024, sino de salvar vidas, esa será la mejor campaña.



NOCAUT. Ernestina Godoy, procuradora General de Justicia de la CdMx, está entrenando a conciencia para ser reelecta como Fiscal General y una muestra de ello fue su reencuentro con el vicecoordinador de Morena en el Congreso de la CdMx, José Luis Rodríguez, con quien había intercambiado golpes en su paso por Donceles y Allende. Veremos el resultado en los próximos asaltos. ¡Abrazos, no periodicazos!

  • Luis Eduardo Velázquez

    Luis Eduardo Velázquez

    Periodista especializado en asuntos de política y electorales. Con estudios en derecho, amante del boxeo, el café y la buena letra.

Etiquetas: Capital CDMX CDMX Alerta de género Gabriela Rodríguez Claudia Sheinbaum Jesusa Rodríguez Morena Mujeres