El regreso de Amieva



¡Saludos Ciudad de México!



Nos hemos enterado que...



El ex jefe de Gobierno de la Ciudad de México, José Ramón Amieva, está de regreso en la actividad política.



Durante su gestión se abrió la sospecha de que era leal a Miguel Ángel Mancera, pero su corazón latía para Morena. Ahora está confirmado.



Con la venia del Antiguo Palacio de Ayuntamiento y Palacio Nacional regresó a la arena pública con la promesa de estar libre de persecución judicial como los demás miembros del gobierno de Mancera.



Esta semana realizó un ágape con periodistas de la CdMx a quienes les contó que su juego nuevo es se candidato por Morena al Ayuntamiento de Mixquiahuala, de su natal Hidalgo. Y el proyecto es seguir la ruta a la gubernatura y para ello ya tiene puente abierto con el priísta Omar Fayad, quien se ha alineado a la cuarta transformación.



En la mesa también dejó en claro que ya no hay relación con su ex jefe Mancera, el coordinador del PRD en el Senado.



Como bien reza el refrán: “nadie sabe para quien trabaja”.



¿Qué pensará el senador Miguel Ángel Osorio Chong, quien alquiló sus bases hidalguenses a Morena?



Éxito a don Amieva en su nueva empresa.

Los volvos de Morena



Nos cuentan que en Donceles y Allende andan muy contentos porque un grupo empresarial automotriz ya les prometió la entrega de autos Volvo a cambio de jugosos contratos y prebendas para sus negocios en la capital del país orientados al arrendamiento de autos.



Los diputados de Morena ya están investigando quien operó ese acuerdo y voltean a Oficialía Mayor y Comunicación Social.



No estaría mal que renueven su parque vehicular, pero que dejen de tomarse selfies en el Metro asegurando que son austeros como la jefa de Gobierno de la CdMx, Claudia Sheinbaum, porque está claro que muchos de ellos anhelan ser fifís y lucir su Volvo en territorio.



Una de mil...

  • #AnonymousChilango

    #AnonymousChilango

    Periodistas vigilan la CdMx y en este espacio ofrecen datos veraces y versiones que corren entre la clase política hasta confirmarse.