| 

Entrevistas

El mejor método para designar candidato de Frente por México será el que cierre el paso a protagonismos y mezquindad, destaca Raul Flores

Ciudad de México.- Con el Frente Ciudadano por México metido en la encrucijada de acordar el método para la selección de su candidato a la Presidencia, desde el PRD capitalino el dirigente local de ese partido, Raúl Flores, dice que el mejor mecanismo para lograr esa designación será el que le cierre el paso a los protagonismos, a las ambiciones personales y a la mezquindad.

Agrega que, independientemente con el destino de los acuerdos políticos a nivel nacional, en la Ciudad se mantienen las negociaciones para que la alianza se concrete, sobre todo porque en la capital del país las coaliciones son una figura ya prevista en la Constitución local. Así, asegura que el Frente en la Ciudad corre por un camino perfectamente pavimentado.

P: ¿Es posible que se fracture el Frente por el tema del método?, se le pregunta.

R: Siempre en política hay factores que juegan. El punto es que en este país nos acostumbramos al presidencialismo, nos acostumbramos mucho al tema del tapado, al dedazo, a las leyes no escritas del sistema, el candidato único. Ese tipo de cosas creo que no son la normalidad democrática en las democracias funcionales. En las democracias funcionales pasa lo que está pasando hoy en el Frente, que hay distintas personalidades que aspiran a un cargo y que piden las mejores condiciones. Yo coincido que no debe ser el dedazo ni la imposición el tema, pero ver también las condiciones que se tienen

¿Cómo se libra esto? Creo que sería correcto que el doctor Mancera como Moreno Valle tuvieran una reunión con los dirigentes del Frente, poder ver las condiciones materiales, políticas, la seguridad que necesitan quienes quieren ser precandidatos, poder asegurar que el Frente no tiene ninguna etiqueta para nadie, porque como esfuerzo colectivo tiene que ser de las mejores opciones que hay en el país, no sólo en los cargos más altos, sino en los más de tres mil posiciones que se van a jugar en el país.

Si no se resuelve bien el tema del candidato a la Presidencia siempre va a haber estas tensiones. De todas formas, bienvenido el debate. Qué bueno que el Frente Amplio venga a refrescar la vida política nacional.

Hay que recordar que desgraciadamente el país ha sufrido mucho por los temas de la apertura. Aquí no es un régimen, aquí son los partidos políticos coaligados los que tienen que dar la respuesta y yo reitero que la mejor forma será una reunión con los dirigentes del Frente con aquellos que quieran ser candidatos, ahora quienes se han expresado, el propio Moreno Valle y el doctor Miguel Ángel Mancera, para que puedan tener la mayor seguridad de cómo será el método y el proceso democrático del que surgirá quien tendrá la tarea de reformar al país y no hacer un cambio cosmético sino hacer cambios profundos que no pueden surgir del dedazo y la imposición.

P: ¿Qué pasaría si ganan las ambiciones y no hubiera más que un irreductible?

R: Pasaría que estaríamos poniendo en riesgo a la democracia. Creo que nadie puede poner encima su propio interés o nadie puede pensar que podemos poner capital político para entronizar a alguien en particular. Sería un retroceso. Hago votos porque eso no suceda, para que el Frente pueda resolver esa circunstancia y demos una respuesta satisfactoria a aquellos que quieren ser candidatos, y a la vez que aquellos que quieren ser candidatos entiendan las condiciones que tiene, políticas, económicas y operativas, de hacer procesos amplios.

Sin embargo, bienvenida la posibilidad de hacer procesos amplios y solo hay que afinar. Es asegurar, que no haya dados cargos, pero eso se logra muy claramente poniendo las cartas sobre la mesa, poniendo todas las posibilidades para hacer una elección democrática del abanderado del Frente y eso marcaría un buen inicio para el Frente. El mejor método será aquel que le cierre el paso a los protagonismos, a las ambiciones personales o a la mezquindad.

P: ¿El mejor método pasa por una consulta abierta?

R: Puede ser y vamos a ver qué condiciones hay, pero yo no descarto que eso pudiera ser, pero vamos a ver qué certezas podemos tener en una auscultación de ese tipo entre la ciudadanía.

P: ¿Una consulta abierta podría generar el riesgo de que el PRI se infiltre o ensucie el proceso?

R: Por eso hay que ver qué mecanismos. Cuando se dice consulta abierta hay qué ver cuales son los mecanismos de protección, sin coartar el ánimo ciudadano, sin coartar la posibilidad de hacerlo bien. Entonces, creo que no hay más que ir empatando discursos, ir cerrando visiones en el mejor de los sentidos, que haya verdaderas certezas para todos.

Los candidatos necesitan certezas, pero también los partidos políticos necesitan certezas, en el sentido de que no se inmiscuirán en su vida interna otras cuestiones o se quiera manipular ninguna intención dentro del Frente Amplio.

P: ¿Si el Frente a nivel nacional no logra alcanzar los consensos y el método los llevara a una fractura, a nivel local sería otro el escenario? ¿El Frente podría seguir vigente a nivel local?

R: Nosotros vamos a seguir trabajando con nuestros aliados, vamos a seguir haciendo el trabajo. La verdad es que lo que necesitamos es abonar a que sí se haga. Una vez que uno emprende algo, yo siempre digo que hay que tener las reuniones de cómo sí. Las de cómo no, no han llegado todavía. Ahorita estamos trabajando en cómo sí.

P: ¿Pero hay un plan B o un plan C? Porque si el plan A no funciona ni modo que se queden con las manos vacías

R: En política nada está escrito. Ya lo hemos visto en la Ciudad. En la Ciudad se creía que Morena era imbatible y aunque todavía no tenemos un proceso electoral hoy vemos que Claudia Sheinbaum va en un declive importante. No nos confiamos, pero en política las cosas pueden reconfigurarse en cada momento y de eso hay muchísimas expresiones a lo largo del quehacer político, pero vamos a pensar que todo lo que estamos haciendo tiene que abonar a la causa de la democracia y no es darle la vuelta. Así haya plan B, el plan B no puede estar distanciado de lo principal que es reformar al país, pero creo que el Frente se concibe como una posibilidad.

Eso que, siendo detalles no dejan de ser importantes, tiene que ser platicado con los candidatos y expuesto a la ciudadanía.

P: ¿Si a nivel federal se decide un método para la elección del candidato, a nivel local puede ser el mismo método? ¿Pueden establecer un método distinto?

R: Las condiciones no se pueden extrapolar. No son exactas las condiciones del país que las condiciones de la Ciudad, sin embargo, también estamos buscando que el mejor método sea el más abierto, el más democrático posible, con las capacidades que tenemos como partidos en la Ciudad, que siempre son limitadas sin hacer dispendio, sin hacer ningún otro tipo de cosa que no sea la posibilidad de hacerlo de manera impecable, que lo que hemos venido haciendo como proceso, sean procesos correctos, ordenados. Así nos queremos mantener.

¿Queremos el mejor método? Sí. Pero además, en la Ciudad tenemos el reto de hacer más grande la alianza. Entonces en la Ciudad el método es todavía más delicado y aquí el gobierno de coalición es una realidad.

Todavía el reparto de las posiciones de gobierno, el meter todos los temas que les interesan a los partidos tiene un grado de dificultad importante. Coincido en que método y programa estarían incluso por encima de la figura de aquellos que quieren ser candidatos, pero ese es un avance en el país.

Qué bueno que llegamos a este punto, en donde ya estamos hablando de política abiertamente y no nada más de decisiones que al pueblo se le anunciaban y parecían destinos ya cumplidos.

P: Dicen que han estado hablando de los sí, pero en el escenario está la posibilidad de que los partidos vayan a una elección solos, no aliados ¿Si el PRD va solo a una elección la expectativa de triunfo es baja?

R: No, tenemos hoy un posicionamiento muy importante. Hemos reposicionado gracias a temas como la intervención durante los sismos, temas que han posicionado nuestros propios gobiernos delegacionales. Tenemos la posibilidad de afrontar de manera competitiva una elección, pero no me anticipo y lo que te digo es, qué mejor que hacerlo con aliados. En ese sentido valoro mucho la intención del PAN y del Movimiento Ciudadano, pero también está el PVEM, Nueva Alianza, que también en la Ciudad y en la Asamblea Legislativa del DF hemos tenido una forma de operar que nos ha permitido ir avanzando, no obstante lo que ha pretendido de bloquear Morena.

La política sí sirve, sí son estos temas de diálogo, sí es ir entendiendo que entre las diferencias vamos encontrando coincidencias. Eso es lo que haremos en los siguientes días. Yo mantengo interlocución con los liderazgos de los partidos y todos me han manifestado que quieren seguir adelante. Hasta el momento de esta entrevista en la Ciudad el Frente no tiene problemas y corre por un camino perfectamente pavimentado.

Etiquetas Noticias

COMENTARIOS

MÁS Entrevistas