| 

Política

El gobierno de Sheinbaum monitorea redes sociales de los ciudadanos. Con los datos realiza inteligencia policial



Ciudad de México.-El gobierno de la Ciudad monitorea y analiza el contenido de redes sociales como una labor de inteligencia policial. La premisa es que la información de las personas en las redes es pública, además de que representa una fuente inagotable de datos relevantes que no siempre se aprovechan.



Hoy, al presentar el plan de trabajo de la Agencia Digital de Innovación Pública (ADIP), tanto la jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum, como el titular de este organismo, José Merino, dijeron que el monitoreo existe y no de ahora, por lo que “no estamos inventando el café con leche”, expresó el director de la Agencia.



En noviembre pasado y aún como mandataria electa, Sheinbaum y su equipo presentaron un diagnóstico sobre el funcionamiento del C5. Como parte de la renovación tecnológica de ese Centro de Control, incluyeron la necesidad de generar sistemas automatizados para el monitoreo y análisis de contenido de redes sociales, como un elemento para acceder a información valiosa de manera indirecta, a fin de contribuir de manera significativa en la efectividad de tiempos de respuesta tanto en incidencias detectadas como en su predicción.



De acuerdo con aquel documento, para realizar ese monitoreo se requerían herramientas de inteligencia basadas en el análisis y clasificación de tópicos, búsqueda de palabras clave, frecuencia de palabras y frases; clasificación de emociones contenidas en los mensajes, como tristeza, enojo, felicidad o miedo; identificar contenidos agresivos y su grado de misoginia; inferir características de los usuarios o autores de los mensajes como edad y sexo, e incluso generar un perfil del internauta.



Durante una conferencia de prensa, luego de la presentación del plan de trabajo de la ADIP, se le preguntó a Sheinbaum si ya se aplicaba ese sistema de monitoreo y análisis de redes.



Expuso que en ese tema hay varios aspectos. Uno tiene que ver con el uso y gestión de redes sociales para atender reportes de la ciudadanía como fugas de agua o baches. El otro, se relaciona con acciones de inteligencia policial.



“Otra parte tiene que ver con inteligencia policial; eso ya es otro tema. Están trabajando conjuntamente Procuraduría y Secretaría de Seguridad Ciudadana. Es información que es pública y puede ayudar a identificar asuntos delictivos”, expuso la mandataria.



Se le preguntó si entonces su gobierno monitorea las redes sociales de presuntos delincuentes. Dijo que las dependencias mencionadas tienen un área de inteligencia que incluye la revisión de redes sociales donde haya temas que pueden identificar y que les ayude a contar con mayor información.



Subrayó que los contenidos de las redes son públicos y la labor de inteligencia no representa una intervención indebida. “Muchas de estas cosas se venían haciendo antes, lo que queremos ahora es eficientar lo más posible”, argumentó la jefa de Gobierno.



Sobre el tema, el titular de la ADIP, José Merino destacó que las redes sociales son una fuente inagotable de información relevante que implica tener a miles de personas en línea y esa es información que no siempre se ha aprovechado.



“Hay ya formas muy desarrolladas, no estamos inventando el café con leche, para monitorear de manera automatizada y eficiente contenidos en redes, desde temas de servicios urbanos hasta temas que tienen que ver con la comisión de delitos”, dijo el funcionario.



Por otra parte, tanto Sheinbaum como Merino reconocieron que a partir de la nueva Ley de la Agencia Digital, aprobada durante diciembre en el Congreso local, la ADIP concentrará muchas funciones que antes estaban separadas en diversas áreas y dependencias, lo cual había generado ineficiencia, lo cual no quiere decir que ese ente público se vaya a convertir en una súper agencia.

Etiquetas Noticias

Contenido Relacionado

COMENTARIOS

MÁS Política