El falso altruismo en la CDMX



Ciudad de México.- En esta epidemia que vive la Ciudad de México (CDMX), los diputados de Morena en el Congreso de la CDMX se sienten felices, felices, felices y libres de culpa por haber donado 400 millones de pesos para el sector salud capitalino y dos meses de su salario.



Pero valdría la pena hacer bien cuentas para que donen en serio, estén satisfechos y no sólo se vistan de falsos benefactores.



En el recorte de los 400 millones de pesos se llevaron entre las patas a los trabajadores al retirarles el apoyo de vales de despensa que van de los 7,500 a los 10 mil pesos mensuales. Una cifra considerable en apoyo alimentario a la base trabajadora.



Ahora bien, con el recorte del salario no es más que algo justo porque en realidad no están trabajando, por eso es algo así como un anticipo de devolverle al pueblo lo robado no una gran acción “altruista” como la venden.



Pero entremos en materia porque dicen que en las pandemias y las crisis se desnuda lo peor de las personas y veremos cómo le juegan a la simulación los legisladores de Morena. De la oposición ni hablar porque se han quedado callados y guardados en sus casas ante el problema. De ellos no ha emergido una propuesta de solidaridad en beneficio de sus representados.



De acuerdo con información publicada por la periodista Johana Robles en El Universal, que obtuvo vía transparencia, cuando existía una pizca de transparencia en el Congreso capitalino, en 2019 los 66 diputados “costaron al erario al menos 487 millones 804 mil pesos —el presupuesto total fue de mil 766 millones 954 mil 290 pesos— entre dieta, aguinaldos, prerrogativas para tareas legislativas y apoyos para organizar eventos como los días de la Madre y del Niño, cuyo gasto, en su mayoría, no están obligados a comprobar”.



En prerrogativas se les entregaron 168 millones de pesos, dinero que no se debe comprobar, y por lo tanto se desconoce su paradero.



Morena tuvo 6 millones 664 mil pesos; el PAN, 2 millones 156 mil pesos; el PT y el PRD, un millón 176 mil pesos cada uno; el PRI, con 980 mil pesos, el PVEM y PES, con 392 mil pesos.



En este año, aún con el recorte mantienen un gasto similar, por ello ahora están en disposición de apretarse más el cinturón y hacer acciones por sus representados que están viviendo la crisis a gran escala por vivir al día o dedicarse al sector informal.



Los diputados del Congreso de la Ciudad de México —como ocurrió en las legislaturas de la extinta Asamblea Legislativa del entonces Distrito Federal— cuentan con apoyos económicos para los días de la Madre, del Niño y de Reyes. En total, cinco y suman 350 mil pesos por cada legislador. Este dinero se puede donar este año al sector salud. Son 23 millones 100 mil pesos que le serían muy útiles a la jefa de Gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum, que va al frente en el control de la epidemia del Coronavirus.



Adicionalmente, los coordinadores y vicecoordinadores tienen autorizado contratar personal de nómina u honorarios por las siguientes cantidades: PES y PVEM por hasta 200 mil pesos; PAN, PT, PRI y PRD hasta por 400 mil pesos, y Morena hasta por 500 mil pesos. Es evidente que no están trabajando o bien lo hacen en casa por lo que se les podría recortar al 50 por ciento el ingreso, al más puro estilo del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador. Serían otros dos millones de pesos.



También tienen autorizado el pago por concepto de Apoyo a la Gestión Legislativa, por 74 mil 500 pesos a cada uno de los 66 diputados. Aquí serían 5 millones de pesos sólo de un mes de donación.



Otro apoyo económico con el que cuentan es para operar los módulos de atención ciudadana. En ese rubro tienen autorizado poco más de 42 mil pesos mensuales por cada diputado. Lo que podrían donar porque este mes no han atendido a los ciudadanos al tener los módulos cerrados por la Emergencia Sanitaria. Ahí hay otros casi 3 millones de pesos que pueden “donar”, usando ese concepto que tanto les gusta.



Con esas sumas llegarían a unos 33 millones, un tercio de lo que Sheinbaum ya logró pasando la charola a sus subordinados y el apoyo de los diputados de Morena.



Son tiempos de sumar y tienen la obligación de bajar ese recurso a territorio, si es que lo conocen, y entregarlo a quienes menos tienen porque según dice López Obrador y Morena, "primero los pobres". También podrían apoyar a las micro, pequeñas y medianas empresas que están siendo afectadas en la CDMX.



En el caso del Gobierno de la CDMX el plan debería ir en el mismo sentido ya que hay muchas dependencias que son de ornato y otras como Cultura, la Agencia Digital, la Secretaría de la Mujer, entre otras que no abonan en la contingencia y tienen a sus empleados en casa.



Son tiempos de solidaridad, no de simulación y tienen "prohibido fallar".



NOCAUT. Andrés Lajous, secretario de Movilidad de la CDMX, ya se tardó en ofrecer algún apoyo a los transportistas y taxistas que se han visto duramente afectados con la cuarentena y no pueden parar. Una idea podría ser condonar revistas de este año. Es sólo una idea. ¡Abrazos, no periodicazos!

  • Luis Eduardo Velázquez

    Luis Eduardo Velázquez

    Periodista especializado en asuntos de política y electorales. Con estudios en derecho, amante del boxeo, el café y la buena letra.