El destino de 400 mdp del presupuesto del Congreso, tema de discordia entre diputados



Ciudad de México.-El destino de 400 millones de pesos que diputados de Morena pretenden recortarle al Congreso capitalino se ha convertido en un tema de discordia entre bancadas.



Hoy, el legislador del PAN y presidente de la Junta se Coordinación Política del órgano legislativo, Mauricio Tabe, dijo que propondrá al resto de coordinadores parlamentarios someter a una consulta pública por Internet el destino de ese dinero.



Los integrantes de Morena quieren destinar esos 400 millones de pesos para financiar la Universidad de la Salud del presidente López Obrador, pero la oposición lo rechaza pues considera que el recurso podría resolver necesidades más inmediatas del sector salud como el abasto de medicamentos.



En conferencia, Tabe detalló que en la reunión de la Jucopo de esta tarde se revisará el planteamiento de esa consulta, luego de analizar de qué partidas se hará el recorte y la forma en la que legalmente se debe llevar a cabo el ajuste presupuestal.



El diputado argumentó que el asunto no se resuelve con una transferencia de recursos, pues no es que el dinero pase de una unidad administrativa a otra.



Es el traslado de dinero de un poder a otro y eso requiere una reforma al Presupuesto de Egresos de la Ciudad de este 2020, dijo el panista.



También anunció que solicitará una auditoría a todos aquellos capítulos de gasto del propio Congreso local donde se vayan a realizar ajustes para obtener los 400 millones de pesos.

Congreso sin papel



Por otra parte, el presidente de la Jucopo confió en que de la reunión de hoy salga un acuerdo para eliminar las compras de papel en el Legislativo local y llegar a la meta el próximo año de tener un Congreso sin papel, además de ahorrar 3 millones de pesos al año.



Con esta medida tan solo este año el Legislativo local dejará de comprar 165 millones de hojas de papel.



En bodegas, el Congreso local tiene siete mil hojas y Tabe consideró que es una cantidad suficiente para cubrir las necesidades del año, aunque para llegar a la meta de papel cero se requieren incluso cambios legislativos, pues actualmente hay procesos que por ley deben seguir en papel, como el reparto de dictámenes.



Lo ideal, agregó, será construir un sistema digital que legalmente sea válido.