| 

Política

El desorden no tiene pausa en la ALDF. Con su ausencia Morena pone en jaque la sesión y les descuentan el día

Ciudad de México.- El desorden no tiene pausa en la Asamblea Legislativa del DF (ALDF), donde ya van cuatro sesiones consecutivas que no están exentas de sorpresas e incidentes. Con su ausencia, los diputados de Morena hoy pusieron en jaque el desarrollo de la sesión, pues no había quórum legal para continuar los trabajos.

Los de Morena llegaron, pasaron lista de asistencia y se salieron, porque dijeron que no validarían una Mesa Directiva ilegítima que encabeza el diputado del PVEM, Fernando Zárate, mientras que los legisladores de las otras bancadas, sobre todo del PRD, tomaban medidas en represalia contra los morenistas, con el descuento de la dieta de este jueves, la cual asciende a 2 mil 400 pesos por asambleísta.

Leonel Luna, presidente de la Comisión de Gobierno del órgano legislativo y coordinador de los asambleístas del sol azteca, reventaba en contra de Morena. Acusaba a esos diputados de querer desestabilizar a la Asamblea Legislativa y agregaba: “Aquí hay mano negra”.

La represalia alcanzó a dos legisladores que, en teoría, aún pertenecen al grupo parlamentario del PRD, pues no han sido expulsados.

A Beatriz Olivares y Víctor Hugo Romo, perredistas afines a Morena, se les descontará el día, y mientras su ausencia desde el inicio de la sesión se hacía evidente, el presidente del sol azteca en la Ciudad y vicecoordinador de la bancada, Raúl Flores decía desde su curul: “Eso es expulsación”.

La sesión de hoy inició a las 10:12 horas, con 39 legisladores. A los 10 minutos el tablero electrónico, que por fin volvió a funcionar, ya contabilizaba 45 diputados, incluidos a los de Morena, que para ese momento ya se habían salido del recinto.

En el orden del día estaban inscritos para su aprobación 14 dictámenes de reformas a leyes y de puntos de acuerdo, incluido el de la iniciativa de la Ley para la Reconstrucción que, por segunda sesión consecutiva, estuvo anunciado para su discusión, aunque a la mera hora se le retiró pues no hay siquiera un dictamen surgido del debate en comisiones.

El primer dictamen que el Pleno de la ALDF intentaba aprobar este jueves era una reforma a la Ley de Procedimiento Administrativo del DF, por la cual se permite la notificación electrónica en procesos de esa índole.

Sin debate, el dictamen se sometió a votación, pero en ese momento Fernando Zárate se dio cuenta que no alcanzaría el quórum para la aprobación y con base al reglamento de la propia ALDF tendría que levantar la sesión. Entonces dijo que tomaría medidas para garantizar la votación y la eficacia legislativa.

La medida que tomó fue ir a buscar diputados en el recinto y en las oficinas de los legisladores que se localizan en Plaza de la Constitución número 7. Como había un proceso de votación abierto, Zárate no podía decretar un receso, de manera que anunció la suspensión temporal de la misma.

Afuera, en las escalinatas que llevan al recinto, los diputados de Morena trataban de realizar una conferencia de prensa. Ahí había una protesta vecinal en contra de la Ley para la Reconstrucción.

César Cravioto, coordinador de la bancada, tomó la palabra en lo que se convirtió en una suerte de conferencia-asamblea vecinal. Dijo que Morena aprobará una Ley para la Reconstrucción sólo si la ALDF y el gobierno capitalino destinan los recursos suficientes para la reedificación de viviendas sin costos para las víctimas. Los manifestantes le aplaudían.

Anunció que los más de 15 integrantes de la bancada que pasaron lista de asistencia se quedarían a dialogar con los vecinos en las escalinatas de la ALDF, por lo que no regresarían al salón de sesiones.

“No queremos que nos echen la culpa de que no se discute la Ley de Reconstrucción por nosotros, por eso nos salimos, y nos salimos porque nosotros seguimos poniendo en la mesa una salida legal al conflicto que hay en la Asamblea, y la salida legal que hay para que recompongamos las cosas en la Asamblea es que el Pleno vote una nueva Presidencia, que no sea ni Fernando Zárate ni la diputada Flor Ivone Morales, porque ella se retira para que no haya problemas. La decisión no la tenemos nosotros; volvemos a poner esa propuesta”, dijo Cravioto.

Anunció también que a través del secretario técnico de la bancada de Morena, solicitó formalmente una reunión con el presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), para informarle sobre la ilegalidad de lo que sucede en la ALDF, con una presidencia de la Mesa Directiva que se instauró de forma irregular.

Agregó que el primer acto a impugnar por parte de Morena, será el dictamen aprobado el martes de la semana pasada, por el que se autoriza la asignación de remanentes de participaciones federales en garantía de pago para el diseño, construcción y operación de plantas de termovalorización y biodigestión de residuos sólidos.

La aprobación de ese dictamen fue motivo de la crisis política en la ALDF y de la destitución de la morenista Flor Ivone Morales como presidenta de la Mesa Directiva del órgano legislativo.

Mientras afuera los de Morena organizaban esa asamblea informativa con los vecinos y sacaban sillas de la sala de prensa de la ALDF para que los manifestantes se sentaran, en el salón de sesiones Fernando Zárate reanudaba los trabajos para aprobar el dictamen de reforma a la Ley de Procedimiento Administrativo que finalmente pasó con 37 votos.

Acusaba que al menos 10 diputados de Morena se negaron a recibir un oficio firmado por él, en el que se les pedía acudir de manera inmediata al salón del Pleno, con el fin de desahogar el dictamen que estaba pendiente de aprobarse. Por lo anterior, dijo que se haría una notificación formal en la curul de cada faltista, excepto en los lugares del perredista José Manuel Ballesteros; del priista, Adrián Ruvalcaba, y del humanista, Luciano Jimeno Huanosta, que sí habían presentado un justificante.

Así, la secretaria de la Mesa, la perredista Francis Pirín, colocó la notificación en cada curul, donde minutos antes los legisladores del PRD ya habían pegado cartulinas en las que se leía “No me gusta trabajar, pero sí me gusta cobrar”. Mientras Pirín mencionaba uno por uno los nombres de los diputados de Morena que eran notificados, los legisladores del sol azteca Iván Texta y Mauricio Toledo gritaban: “¡Flojos”!”.

Leonel Luna pedía también que la Oficialía Mayor de la Asamblea levantara un acta circunstanciada, por la sustracción de mobiliario en forma indebida de la ALDF. Se refería a las sillas que los de Morena habían sacado de la sala de prensa. Para los del PRD eso no era suficiente, por lo que Mauricio Toledo pidió que, en por lo menos dos diarios de circulación nacional, se publiquen los nombres de los diputados faltistas, para que los ciudadanos sepan quiénes son los diputados que cobran y no asisten a trabajar.

Leonel Luna atendía infinidad de preguntas de los reporteros sobre la crisis en la que se encuentra la ALDF y sobre la Ley para la Reconstrucción. Rechazaba que esa legislación vaya a endeudar a los damnificados.

“Es falso absolutamente el dicho de Morena, de que esta ley va a endeudar a los damnificados, a las personas que van a sufrir un daño en su patrimonio. Es una ley con un alto contenido social, donde estamos previendo un gran fondo que permita reconstruir de manera gratuita las viviendas de familias de escasos recursos o que se encuentren en un estado de vulnerabilidad, a través de un modelo que será totalmente gratuito. Esa reconstrucción será totalmente gratuita”, decía.

Al presidente de la Comisión de Gobierno se le preguntó por qué no se realizaron audiencias públicas respecto a esa ley, cuando ha pasado mes y medio desde que el jefe de Gobierno envío la iniciativa.

Luna primero argumentó que se han hecho reuniones, con ingenieros, con geólogos, geofísicos y representantes de la Sociedad Hipotecaria Federal. Cuando se le hizo ver que esas reuniones han sido de legisladores, pero no de ciudadanos, el coordinador de los perredistas aseguró que él personalmente ha tenido encuentros con vecinos y víctimas de delegaciones como Tláhuac, Xochimilco, Alvaro Obregón y Cuauhtémoc, además de que han acudido al órgano legislativo habitantes de Tlalpan.

Después, agregó que la Ley para la Reconstrucción es una normatividad muy compleja y técnica que implica factores como las corridas financieras, la generación de estudios de geofísica y geología en la Ciudad para determinar demoliciones, estudios sobre mejoramiento del suelo y recuperación del terreno donde hay grietas y hundimientos. “Hay muchas variables, hay muchos factores, estamos hablando que cada reconstrucción es distinta en cada zona de la Ciudad”, dijo.

Rechazó que se hubiera tomado la decisión de descontar el día a los diputados de Morena por una cuestión política. Aseguró que la determinación está apegada al reglamento y en ello lo secundó Mauricio Toledo, quien recordó que en periodos de sesiones anteriores se han hecho retenciones de la dieta a diputados de distintas bancadas, por lo que no se trata de un tema político.

Etiquetas CDMX ALDF Sesión Morena PRD

COMENTARIOS

MÁS Política