| 

Editoriales

El derrotismo



Ciudad de México.- La mesura de Andrés Manuel López Obrador y Marcelo Ebrard hacia Estados Unidos se ha convertido en un derrotismo nocivo para la 4T y para el país.



Una constante de la experiencia humana es la asimetría de poder. La parte fuerte mantiene la dominación con diferentes combinaciones de fuerza y convencimiento. Los dominados reaccionan racionalizando su condición, asumiéndola como natural y refugiándose en la resignación. Actitud reflejada en una frase inmortal de Miguel de la Madrid en sus Memorias: ante Estados Unidos debemos “entender que nosotros no estamos en capacidad de presionarlos”.



Ahora bien, también es parte de la historia humana que los dominados se inconformen y busquen modificar la asimetría a partir de un requisito indispensable: la creencia de que es posible revertir, atenuar o modificar la asimetría. Influyen sentimientos tan primarios como la indignación acompañada de cálculos pragmáticos, que incluyen un conocimiento profundo de las fortalezas y debilidades de quien ejerce la dominación.



Hay miles de ejemplos. Lázaro Cárdenas movió adecuadamente sus fichas domésticas e internacionales y pudo nacionalizar el petróleo en 1938. Mahatma Gandhi organizó las movilizaciones y encabezó las gestiones diplomáticas que desembocaron en la independencia de la India en 1947. Martín Luther King fue el líder más visible de una coalición en favor de los derechos civiles de la comunidad afroamericana estadounidense.



En México, la lucha contra el autoritarismo priista es de autoría colectiva. Ha sido una batalla, en la cual múltiples actores nos involucramos en acciones de demolición y construcción simultánea de instituciones y cultura, que contó con apoyos internacionales. En esta transición inacabada estuvieron presentes un buen número de los que ahora gobiernan. Entre ellos, por supuesto, el presidente Andrés Manuel López Obrador, un veterano de las movilizaciones y las resistencias.



La tercera campaña de López Obrador por la presidencia, coincidió con el asalto de Donald Trump a la Casa Blanca. Durante cuatro largos años, Trump nos ha utilizado como la piñata inerte a la cual puede golpear impunemente. Enrique Peña Nieto inclinó la cerviz; era un gobernante débil y desprestigiado. Indigna y sorprende la falta de preparación del equipo de López Obrador; carecen de una estrategia integral para lidiar con Trump; se han refugiado en la sonrisa forzada del que carga en el alma la derrota.



El jueves 13 de junio, Porfirio Muñoz Ledo, presidente de la Cámara de Diputados y veterano de la transición, concedió una larga entrevista a Carmen Aristegui. Fue una condena dura a la política exterior de la 4T. Enumeró medidas que debieron haberse adoptado, entre ellas, ir a “un tribunal internacional”, recurrir al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y otras instancias multilaterales, imprimirle a la “diplomacia mexicana” una actitud “mucho más rigurosa, sobria y responsable”.
?
En su opinión “México ha perdido credibilidad internacional” por esa actitud de debilidad que provoca ser tratados “como niño”. Su dictamen fue durísimo: “estamos frente a la disolución moral del Estado mexicano”, Trump “nos está devolviendo” al “estatus colonial” y la respuesta: “la mentalidad del colonizado”. En síntesis, la actual política hacia Estados Unidos es “una traición a la historia de México”.



Para algunos, se trata de un desahogo retórico e irresponsable. Para mí, es un llamado de atención sobre una política que está teniendo altísimos costos y que debe reformarse, porque Trump seguirá utilizándonos como el objeto inerte que se golpea para el regocijo de sus seguidores. El gobierno federal debería empezar a reconstruir los apoyos internacionales perdidos y pasar a la ofensiva, haciéndole exigencias legales y legítimas a Estados Unidos.



México podría utilizar la laxitud de Washington hacia el traslado ilegal de armas y equipo bélico a México. Es una irresponsabilidad de nuestro gobierno dejar abiertos los portones de abastecimiento a los criminales. El derrotismo frente a Estados Unidos está haciendo que López Obrador y Ebrard olviden que la principal obligación del Estado es garantizar nuestra seguridad. Tiene que haber correcciones. Es absurda y suicida la pasividad de la 4T, rijosa en el interior y sumisa hacia el exterior.



@sergioaguayo
Colaboró: Zyanya Valeria Hernández Almaguer.


??

Etiquetas CDMX Donald Trump Morena AMLO Marcelo Ebrard

Sergio Aguayo

Acadmico y analista. Naci en Jalisco y creci en Guadalajara. En 1971 lleg a la ciudad de Mxico a estudiar la licenciatura en Relaciones Internacionales en El Colegio de Mxico. Realiz la Maestra (1971), doctorado y post-doctorado (1977-1984) en la Universidad Johns Hopkins. Desde 1977 es profesor investigador del Centro de Estudios Internacionales de El Colegio de Mxico y tiene el Nivel III en el Sistema de Investigadores. Actualmente coordina el Seminario sobre Violencia y Paz en esa institucin.

Contenido Relacionado

COMENTARIOS

MÁS Editoriales

  • Sobre Morena

    Ciudad de México.- Esta semana hilaré el anti-intelectualismo de Morena con la decadencia de los partidos y una iniciativa de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).           ?Morena está fallando en su compromiso por ser diferente de los otros partidos....


  • La socialdemocracia que viene

    Ciudad de México.- México es gobernado por individuos que carecen de visión de futuro y que recurren a políticas del pasado que auguran el fracaso económico y social, así como la involución de los derechos ciudadanos conquistados....


  • El saber y la 4T

    Ciudad de México.- Ante la hostilidad manifiesta hacia el conocimiento –mostrada por un sector de la 4T– la comunidad científica reacciona y se organiza para resistir y proponer. Una franja de Morena menosprecia a la comunidad científica. En...


  • El otro tesoro

    Ciudad de México.- Es de aplauso la creación de una Comisión Binacional para localizar y repartirse la fortuna monetaria del Chapo. Se reforzaría la estrategia de seguridad, si hicieran lo mismo con el otro tesoro, el conformado...


  • Carlos Salinas

    A la memoria del gran Carlos Echarri   Ciudad de México.- Carlos Salinas de Gortari ha querido pasar a la historia como el presidente de la modernidad; ya se ganó un lugar, como barómetro de la...


  • Desencantados

    Ciudad de México.- La aprobación del presidente ha caído 14 puntos en siete meses, pero mantiene un sólido 66 por ciento. Otra forma de ver los números es pensar en los 4.5 millones de desencantados; votaron por...