El cochinito y los novatos de la CDMX



Ciudad de México.- La pandemia ha dejado en la Ciudad de México (CDMX) no sólo más de 15 mil muertos por Coronavirus, sino ha dibujado de cuerpo entero la novicia de quienes hoy administran y ejercen el Poder Ejecutivo en manos de la morenista Claudia Sheinbaum.



También ha sembrado la duda de que se utilizó la catástrofe con fines electorales y se va a ejecutar el plan en 2021, año en el que se renovarán las 16 alcaldías y el Congreso de la CDMX.



A mediados de este año, con el pretexto de la pandemia la jefa de Gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum, modificó la Ley de Austeridad para tener el control absoluto de los recursos y ejercerlos sin la revisión del Congreso capitalino, una reforma inconstitucional que fue llamada la Ley Sheinbaum.



Con la presentación del avance Trimestral de septiembre empieza a brotar la pus de la enorme herida que le hizo Sheinbaum a la democracia de la capital del país.



La Jefa de Gobierno registró una caída de 8.2 por ciento de los ingresos de la CDMX, pero el dato que alarma y sorprende es que a la sazón de que se amarró el gasto para apoyar a las empresas del sector privado y los más de 200 mil desempleados, se ha generado un ahorro (subejercicio) de 12 mil 436 millones de pesos. Esta cantidad forma más de un tercio del presupuesto de las 16 alcaldías.



Ese es el cochinito que al día de hoy lleva Sheinbaum, la pregunta obligada es para qué. Exploró algunas hipótesis:



Pensando que es una mujer honesta, está haciendo un ahorro para prever cualquier contingencia en el cierre de año o bien es un cálculo de la caída de ingresos que será mayor en el primer trimestre de 2021.



Pensando que puede caer en la tentación autocrática, como lo hizo con la Ley Sheinbaum, el riesgo es que sea un "cochinito electoral" y la bolsa que piensa utilizar a diestra y siniestra para comprar votos con la entrega de falsos apoyos sociales en la elección del próximo 6 de junio. ¿Ustedes qué piensan?



Lo que resulta un insulto tras conocerse ese subejercicio es que para enfrentar la pandemia se han utilizado sólo 5,129.5 millones de pesos, lo que representa el 3.76% del gasto total ejercido a septiembre.



Por si fuera poco en esta semana han empezado a fluir los resultados de las Auditorías Superior de la Ciudad de México y de la federal sobre el gasto de Sheinbaum.



A la luz está expuesto que han contratado servicios por adjudicación directa a empresas como RCU, que lo mismo surte pipas de agua a Sheinbaum que da protección a periodistas en el mecanismo federal. O bien la ausencia de firma de contratos por servidores públicos “enfermos por Coronavirus”.



La responsable del desastre es la secretaria de Finanzas, Luz Elena González, quien concentra todo el gasto y ha evidenciado su novicia. Está saliendo muy cara la curva de aprendizaje de Sheinbaum y su equipo a los capitalinos. ¿Qué pasará si uno de los contratos sin firma fue asignado por un funcionario que haya fallecido en la pandemia?



No se olvide que las tragedias son ocupadas por los gobiernos para saquear las arcas y la titular de Finanzas que presume experiencia en el primer paquete fiscal, que entregó al Congreso capitalino, lo hizo olvidando añadir, nada más y nada menos que 60 mil millones de pesos. Esperemos que sólo sean novatadas y no un evidente desvío de recursos públicos y la crónica anunciada de una elección de Estado.



NOCAUT. Layda Sansores, quien ya soltó la alcaldía de Álvaro Obregón, tan pronto se ha ido empiezan a salir los malos manejos de su administración como la renta y compra de autos nuevos ¿La austeridad? No es lo suyo. ¡Abrazos, no periodicazos!

  • Luis Eduardo Velázquez

    Luis Eduardo Velázquez

    Periodista especializado en asuntos de política y electorales. Con estudios en derecho, amante del boxeo, el café y la buena letra.