El brazo electoral de Sheinbaum



Ciudad de México.- La Ciudad de México (CDMX) atraviesa uno de sus perores catástrofes en materia de salud por la epidemia de Coronavirus y ya suma más de 9 mil defunciones, aunque se calcula que la cifra por los subregistros admitidos por la jefa del Gobierno CDMX, Claudia Sheinbaum, es tres veces mayor.



Pese a la muerte el "show" debe continuar y por esa razón la Jefa de Gobierno en medio de la epidemia tiene un ojo puesto en mitigar la crisis sanitaria, a veces con roces internos como el que se vivió con el vocero federal de la epidemia Hugo López-Gatell, y otro ojo en la materia electoral porque hay algo que ya está definido por el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador: Sheinbaum es la directora técnica de la contienda de 2021.



Ello en la historia electoral de la CDMX siempre ha sido así porque los resultados de la elección intermedia pueden cambiar los planes del Jefe de Gobierno en turno y con base en ello siempre llevan mano en los procesos internos de los partidos para lograr un Congreso a modo y alcaldes sumisos. Hoy hay un Poder Legislativo disfuncional y alcaldes sumidos en la miseria de administrar la tragedia porque son víctimas del centralismo y la falta de dignidad.



La diferencia con Sheinbaum es que los anteriores Jefes de Gobierno dejaban esa responsabilidad a sus secretarios de Gobierno, quienes se ocupan de la política interna. Ahora Sheinbaum es la directora y por eso ha confirmado grupos para descartar candidaturas. Como las aguas están revueltas tiene que realizar reuniones separadas por bandos de Morena. El bando que al parecer lleva mano por ser de las lealtades de Sheinbaum es el que se conoce como "los cuatro fantásticos". Ahí se encuentran el particular Carlos Ulloa, su operador financiero, Héctor Ulises García Nieto, Tomás Pliego y el diputado de Morena, Rigoberto Salgado. También se cuela el ex consejero jurídico Héctor Villegas, siendo poco visible.



Salgado es quien mueve el dinero en el Congreso capitalino donde hay 400 millones de pesos en el aire y habrá lío cuando aparezcan, por ahora ya son el factor que ha generado despidos de trabajadores de Morena porque no les salen las cuentas a los diputados.



Ulloa está vetado del territorio tras ser cachado de repartidor de despensas en Tlalpan, aunque opina. García Nieto es un personaje pragmático que opera los dineros y es cercano a los hermanos Morales, alfiles de Sheinbaum. Amigos todos ellos, por cierto, de Alejandra Barrales, dicen que nadie sabe para quien trabaja. Pliego fue obligado a decantarse si con Martí Batres o Sheinbaum y ya se definió. Salgado es un personaje oscuro que agrupa a los legisladores que quieren seguir con hueso. Más adelante hablaremos de ellos. Hoy son el brazo electoral de Sheinbaum.

Tentáculos de Nieto



El titular de Unidad de Inteligencia Financiera de Hacienda federal, Santiago Nieto, está jugando para meter un consejero al Instituto Electoral de la CDMX. Se trata de una persona de su equipo: Abdías Olguín Barrera. No hay que perderle la pista. También están moviendo cartas el consejero que se va en octubre Yuri Beltrán, quien mandó a Edith González, Jorge Egren Moreno y Marco Antonio Carrera. También quiere un aliado el presidente del IECM, Mario Velázquez, quien empuja a su particular José Manuel Lucatero.

NOCAUT. Cristina Díaz, delegada federal de Morena en la CDMX, tiene atorados los créditos a la palabra por pensar electoralmente y no en apoyar a las personas que lo requieren. ¡Abrazos, no periodicazos!

  • Luis Eduardo Velázquez

    Luis Eduardo Velázquez

    Periodista especializado en asuntos de política y electorales. Con estudios en derecho, amante del boxeo, el café y la buena letra.