| 

Política

El Pleno de la ALDF aprueba Ley de Sustentabilidad Hídrica, en medio de un debate de más pasiones y menos técnica

Ciudad de México.- El Pleno de la Asamblea Legislativa del DF (ALDF) aprobó esta tarde en lo general la nueva Ley de Sustentabilidad Hídrica de la Ciudad, que permitirá el corte del suministro a los usuarios que no paguen hasta dos bimestres consecutivos o alternados. En el caso de la restricción del servicio a usuarios domésticos que mantengan deudas se realizará un abasto de tan sólo 50 litros por día.

Con el voto en contra de Morena y las abstenciones de los legisladores Víctor Romo y Gabriel Corchado, el dictamen se aprobó en medio de una larga discusión sobre si esta ley privatizará o no el servicio de agua en la capital del país.

El dictamen se aprobó en lo general con 36 votos a favor, 15 en contra y dos abstenciones, luego de un debate que por ocasiones olvidaba los aspectos técnicos y se centraba en señalamientos políticos o denostaciones entre los asambleístas.

La discusión inició cuando el partido Morena, a través de la legisladora Aleida Alavez, presentó una moción suspensiva para intentar regresar el documento a comisiones.

“Queremos dejar claro que estamos aquí en uso de la palabra bajo protesta ante el cúmulo de irregularidades que se han cometido en este órgano legislativo. Desde la más alta tribuna de esta ciudad queremos informar a los ciudadanos que no seremos cómplices de un atraco más a la Ciudad de México.

Hoy vienen a presentar un dictamen y de la manera más cínica, obvian su distribución, viciando desde su origen este procedimiento. Aseguramos esto porque he participado en las reuniones de trabajo de la Comisión Integral del Agua y he sido testigo del cúmulo de irregularidades cometidas”, soltó Alavez.

Acusó que siempre se ocultó la versión final del dictamen y reiteró lo dicho el martes, cuando el documento se aprobó en comisiones, que la ALDF no cuenta con facultades legales para aprobar esta nueva Ley de Sustentabilidad Hídrica, la cual deroga la Ley de Aguas del DF.

Expuso que los artículos 11 y 30 transitorios de la Constitución Política de la Ciudad faculta al órgano legislativo a emitir leyes específicas derivadas de la propia norma máxima de la capital del país, lo que no incluye a la reestructuración administrativa del Sistema de Aguas de la CDMX (Sacmex).

“Transformar al Sistema de Aguas de la Ciudad de México de un organismo desconcentrado como está en la actualidad a uno descentralizado como se establece en el artículo 16 de la Constitución Local, será responsabilidad del primer Congreso de la Ciudad, es decir, a partir del 17 de septiembre del 2018, fecha en que entra en vigor la primera Constitución Local. Hemos reconocido yerros y bondades en la Constitución Local, pero esta Asamblea no puede arrogarse facultades que no tiene señaladas de manera expresa”, dijo la de Morena.

A lo largo de la tarde y en los distintos momentos que utilizó la tribuna, Alavez usó este argumento para acusar que el cambio en la estructura administrativa del Sacmex, como organismo descentralizado, propicia una privatización silenciosa del organismo y del servicio de abasto de agua.

Dijo que el esquema de descentralización generará una abierta discrecionalidad para que la Junta de Gobierno del Sacmex valore y determine contratos o concesiones.

Les dijo a los otros diputados que el dictamen era una trampa y expuso: “Tampoco los voy a acusar de tontos, si no le van a poner ´se privatiza el agua´. Eso fue el mismo debate y aguas los que se dicen de izquierda, que dimos en la reforma energética. ¿En dónde dice privatización? Han de ser lentos de aprendizaje que no ven, que no dice que se va a privatizar el petróleo, pues si tontos no son, no le van a poner eso”.

Acusó también que en la Ley de Sustentabilidad Hídrica hay una claudicación del gobierno de la Ciudad, de suministrar de manera suficiente y continua el servicio de agua, es decir, por la red, pero contrario a eso en el artículo 6 se transfiere esa facultad a la distribución de pipas o a través de garrafones. “Eso es reconocer que la crisis de agua será permanente; no regularicemos lo anormal”, expuso.

Los argumentos de Alavez no valieron, porque el Pleno de la ALDF desechó la moción suspensiva. Durante esa votación, ninguno de los diputados de Morena levantó la mano para respaldar la moción presentada por su compañera. De esta legisladora tampoco prosperó ninguna de las 13 reservas que presentó al dictamen, como crear una contraloría ciudadana, subir de 50 a 100 los litros diarios de abasto a deudores y transparentar los contratos asignados por el Sacmex.

El villano favorito

Pero los asambleístas de las otras bancadas no se quedaron callados ante los dichos de Aleida Alavez. Fue la diputada del PAN y presidenta de la Comisión de Gestión Integral del Agua, Wendy González Urrutia, la primera en subir en tribuna para refutar los argumentos de la legisladora de Morena.

“La presente iniciativa reconoce al agua como un derecho inalienable y humano; imprescriptible, irrenunciable, intransferible, inembargable y esencial para la vida, por lo cual los servicios hídricos no podrán ser privatizados bajo ninguna circunstancia.

Falsedad que aquí se ha dicho por no conocer el dictamen y querer engañar al ciudadano con solamente un discurso y bandera política, porque quien estuvo aquí ha sido legisladora durante 5 periodos, 3 locales, y nunca ha presentado una iniciativa de ley en materia del agua, si eso le importa tanto y viene a sabotear el trabajo de los diputados que sí trabajan en esta Asamblea Legislativa. Ya basta del doble discurso, ya basta de engañar a la ciudadanía y de tomarlos como rehenes y de sabotear”, expresó la panista.

Dijo que ponía su renuncia como legisladora sobre la mesa si le demostraba dónde se señala que habrá privatización del servicio. Los panistas, pero también los del PRD y del PVEM, habían encontrado en este debate su villano favorito y ese villano fue la diputada morenista Aleida Alavez,.

Así, en tono más alto arremetió el también legislador del PAN, José Manuel Delgadillo. “Aquí se preguntan y se rasgan las vestiduras diciendo que no tienen acceso a los dictámenes. Señoras, señores, no lo tienen porque ustedes quisieron, no quisieron formar parte de las comisiones, ahí es donde se arrastra el lápiz, ahí es donde se hace todo el trabajo que al final se presenta en la tribuna; pero usted es una legisladora que ya lleva muchos años calentando una curul, que no legislando”, le soltó el panista a la de Morena.

Le recomendó leer al doctor Gabino Praga, especialista en derecho administrativo, para que entiendan qué es un organismo descentralizado y no una privatización, pues ese es un discurso que está completamente agotado.

Acusó de ignorante a Alavez cuando ella argumenta que la ALDF no tiene facultades para aprobar la Ley de Sustentabilidad Hídrica, pues expuso que tanto el artículo 122 de la Constitución federal como el 42 del Estatuto de Gobierno permiten a los diputados locales legislar en la materia.

Xavier López Adame, del PVEM, dijo que ellos no venderán estrellitas ni castillos en el aire como sí pretende hacerlo Morena. Enfatizó que no hay privatización y destacó que un 53 por ciento del ingreso adicional del Sacmex proviene de recursos públicos.

Habló de la ambigüedad en los rangos de tarifas, que hoy todavía favorecen con subsidios a quienes no lo merecen. “La tarifa más alta que tiene el Sacmex para el consumo más alto de 90 mil a 120 mil litros paga aproximadamente 598 pesos de subsidio por 120 mil litros de agua bimestre. La tarifa más barata, la tarifa popular y de menor consumo recibe un subsidio de 409 pesos. Todavía recibe más subsidio en esta Ciudad quien más consume y quien tiene la tarifa más cara de recursos, es decir recibe más subsidio que el menos favorecido de todos los capitalinos.

¿Esto no es hacer un uso político de las tarifas? Por Dios, precisamente por eso estamos tratando de evitar que las tarifas sean un asunto de clientela política como usted lo ha pretendido en muchas ocasiones. Estamos haciendo de las tarifas un asunto técnico”, expresó el del PVEM.

Con más pasión que rigor técnico, la diputada del PRD Janet Hernández Sotelo, dijo que Aleida Alavez no tenía calidad moral para hablar de la defensa en agua en Iztapalapa, cuando la de Morena y su esposo Alejandro Ojeda han usado el tema por años como bandera política en esa demarcación.

La nueva ley

De entre los temas que destaca de la nueva Ley de Sustentabilidad Hídrica señala en su artículo 68 que cuando se restringa el servicio de agua potable a los deudores domésticos, el Sistema de Aguas de la CDMX (Sacmex) realizará un abasto mínimo al domicilio, de sólo 50 litros por día.

“Estarán exentos de lo dispuesto en el párrafo anterior los jubilados, pensionados, las personas de la tercera edad, aquellas con alguna discapacidad y madres jefas de familia. Los jubilados y pensionados por cesantía en edad avanzada, por vejez, por incapacidad, por riesgos de trabajo e invalidez; deberán acreditar que son propietarios y cuentan con una pensión o jubilación de conformidad a lo dispuesto por el Código Fiscal de la Ciudad de México. En estos casos el valor catastral del inmueble de uso habitacional no deberá exceder de la cantidad de $919,179.81”, se lee en ese artículo.

Para usuarios no domésticos, como negocios y empresas, la Ley de Sustentabilidad Hídrica establece sanciones más severas, pues en esos casos el artículo 99 señala que habrá una suspensión total del servicio por la falta de pago en dos o más periodos consecutivos o alternados. El suministro no se les reinstalará hasta que hayan cubierto el adeudo, así como las multas generadas por la omisión de pago y por la reinstalación del servicio.

En el artículo 22, fracción IX del dictamen de ley, se le otorgan facultades al Sacmex para determinar la estructura tarifaria por los servicios públicos a su cargo, tales como el suministro de agua potable, su descarga a la red de drenaje y los servicios conexos para la prestación del mismo que incluyen conexiones a la red de suministro.

En el entendido de ese párrafo, ya no será la ALDF la que determine las tarifas por el suministro, pues además se precisa en el artículo 96 que la Junta de Gobierno del Sacmex será la que defina las tarifas y subsidios.

El artículo 6 establece que, cuando se interrumpa el servicio de suministro de agua en caso de uso doméstico de acuerdo con lo previsto en esa ley, las autoridades garantizarán el abasto de agua para consumo humano a quienes se encuentren en este supuesto, pudiéndose complementar mediante la dotación gratuita a través de carros tanques, hidrantes provisionales o públicos distribuidos en las demarcaciones territoriales de la Ciudad de México o mediante garrafones de agua potable, conforme a criterios poblacionales, geográficos, viales, de accesibilidad y de equidad determinados por el sistema de aguas.

También se señala que para garantizar a la población el libre acceso al agua para su consumo humano se deberán establecer en los parques, plazas comerciales y oficinas públicas del Gobierno de la Ciudad de México bebederos o estaciones de recarga de agua potable.

En el artículo 69, el Sacmex dictaminará la factibilidad de otorgamiento del servicio a nuevos fraccionamientos, conjuntos habitacionales, comerciales, industriales, mixtos o de otro uso, así como en los casos de ampliación o modificación del uso o destino de inmuebles, considerando la disponibilidad del agua y de la infraestructura para su prestación.

En el caso de otorgamiento de la factibilidad de servicios, el Sistema de Aguas determinará el cálculo hidráulico en la red disponible complementándolo con aforos y monitoreo para su aprobación, negativa o condicionamiento a la realización de obras de reforzamiento.

El artículo 74 establece que en caso de uso doméstico, cuando no exista el servicio público de agua potable, el Sistema de Aguas considerará las formas posibles de abastecimiento por medio de carros tanque o hidrantes provisionales y públicos. La prestación de este servicio será gratuita. Al establecerse el servicio público de agua potable en lugares que carezcan de él, se notificará a los interesados por medio de avisos que se colocarán en las calles respectivas.

Etiquetas CDMX ALDF Ley Hídrica

COMENTARIOS

MÁS Política