El PRD debe priorizar alianzas con fuerzas progresistas y de izquierdas, plantea Ifigenia Martínez



Ciudad de México.- A la maestra Ifigenia Martínez, algunos de quienes la han acompañado en el amplísimo camino de hacer política, le han solicitado que concrete un reto mayúsculo, el de nada más y nada menos unificar a las izquierdas a través de un Frente Amplio que aglutine a esas fuerzas políticas.



El planteamiento surgió días atrás, cuando el Senado de la República organizó una exposición fotográfica en homenaje a la octagenaria dirigente partidista. Los ahí reunidos consideraron que ella puede tener éxito en lograr la unidad de las izquierdas.



Ante el compromiso, la ex senadora y cofundadora del PRD asume una postura de casi completa conciliación, pero duda cuando se le pregunta qué opina del acercamiento entre el partido del sol azteca y aquella derecha contra la que el perredismo ha luchado por lustros y con la que hoy existe un abierto coqueteo, el PAN. Dice que lo importante es no perder la identidad.



Ya en sus redes sociales, la única fundadora histórica que aún permanece en el PRD ha planteado que el PRD debe priorizar hacer alianzas con fuerzas progresistas y de izquierda, y ha anunciado que en los siguientes días dará a conocer su postura sobre el Frente Amplio Democrático (FAD) anunciado por los dirigentes perredistas.



En entrevista con Capital CDMX y luego del homenaje que se le rindió en el Senado, la también ex diputada constituyente dice que todavía no ha iniciado acercamientos con personajes como Andrés Manuel López Obrador, pues señala que primero debe construirse una plataforma común y para ello anticipa reuniones con dirigentes y personalidades como Porfirio Muñoz Ledo, Dolores Padierna y Alejandro Encinas.



Sus respuestas son cuidadas, meditadas. No se lanza ni descalifica a priori, ni siquiera cuando se le cuestiona que el acercamiento entre partidos de distinta doctrina ha generado críticas sobre la pérdida de ideología.



Cuando se le cuestiona que para algunos políticos como Porfirio Muñoz la cercanía entre el PRD y el PAN es una engañifa que sólo favorecerá al PRI, doña Ifigenia responde, pero con matices y condicionantes.



“Considero que hay una base común y muy amplia. Un ejemplo, ¿usted defendería los principios que ha definido a nuestra República a través de la historia? Yo creo que el PAN le va a responder que sí, y también nosotros. O sea, hay ciertos elementos que nos identifican como mexicanos en este momento, y yo creo que en eso todos estamos dispuestos a optar.



Después de ahí ya vienen diferenciaciones ideológicas, sobre todo. Entonces, ahí es donde cada quien debe estar dispuesto a mantener su propia identidad y eso no quiere decir que nos vayamos a pelear con armas y demás”, responde.



Se le pregunta si se ha acercado ya al dirigente nacional del partido Morena para comenzar con la unificación de la izquierda.



“Lo más importante para lograr un acercamiento es tener una plataforma, así sea esquemática, de los principios que nos deben de regir, sobre todo con objetivos inmediatos. Esa tarea no está hecha todavía.



Necesitamos reunirnos Dolores Padierna, Porfirio Muñoz Ledo, Alejandro Encinas y algunos asesores, Encinas. Yo estoy pensando en grupo de cinco o seis personas para trabajar en este proyecto. Debe haber una representante de Morena, MC, PT y por supuesto del PRD, para que sea una representatividad de las izquierdas”, dice.



- ¿La organización Por México Hoy que impulsan Alejandro Encinas y Cuauhtémoc Cárdenas puede aglutinar esa plataforma? -, se le cuestiona.



-Yo pienso que sí, aunque es una respuesta a título personal. Necesitaría consultar con los demás, para ver si están de acuerdo, sobre todo con los que más intervienen en esto, como Porfirio Muñoz Ledo, Dolores Padierna y Alejandro Encinas. Agregarnos a esa plataforma es una cosa, pero la otra es generar una plataforma independiente que no descalifique la unión-, responde.



P: ¿Qué opina de las críticas a las alianzas, en el sentido de que han diluido las ideologías y que han convertido a los partidos en franquicias?



R: No estoy de acuerdo con esa afirmación. Desde luego que los partidos tienen franquicia y esa es una ventaja para poder operar. La franquicia tiene que operar alrededor de una ideología y de una identidad.



P: ¿No ve una crisis de partidos?



R: No, de ninguna manera. Creo que las personas dedicadas a la actividad política y que se han organizado en torno a los partidos, son personas que tienen conciencia sobre lo que quieren, sobre sus objetivos. Yo los respeto y considero. Estoy dispuesta a reunirme con ellos para hacer un frente más amplio



P: Pero hay una crítica de la población hacia los partidos, por falta de legitimidad. La gente no se siente representada por ellos.



R: No considero que esa sea una apreciación justa, porque no sé de ningún partido que sea exclusivistas. Veo que todos tienen las puertas abiertas para recibir críticas y apoyos. No estamos en un mundo perfecto. La manera de contribuir al futuro político del país no es simplemente criticando y ya, sino participando.



P: ¿Entonces la percepción de que los partidos buscan el poder sólo por el poder no es adecuada?



R: Absolutamente no. No creo que haya algún partido que busque el poder nada más por el poder, ni siquiera el partido de Estado, el PRI, al cual yo pertenecí y con cuyos miembros me llevo muy bien.



P: ¿Entonces qué le hace falta a los partidos políticos? ¿Hacerse un replanteamiento?



R: Hacer un replanteamiento de los objetivos y una actualización de la situación que existe ahorita, de aquí en adelante. Vámonos con una unificación de objetivos y cada quién manteniendo su individualidad.



P: ¿Qué lección le dejaron las elecciones del pasado 4 de junio? Hubo amagos de la izquierda por unirse, pero no se concretaron. Parecía que predominaron los egoísmos y los intereses de partido por encima de un interés general ¿qué lección deja eso?



R: Que hay que trabajar más, buscando unirnos. Incluso los intentos que hubo de unirse y las expresiones que hubo yo las considero positivas. No pudieron llegar a un acuerdo final, pero eso ya se manifestó y hay gente interesada en la actividad política y en poder modificar las cosas a través de la actividad política, y creo que eso es un gran avance.



P: Pero parecía que hay posiciones muy encontradas, donde nadie quiere ceder terreno respecto a lo que ya tiene, y eso suena muy egoísta ¿no?



R: Yo no creo que eso exista. Yo creo que, si se ponen en una posición como la que usted dice, el peso de los votos va a indicar su verdadera fuerza a la hora de la votación.



P: Y sobre todo habrá una postura que quiera predominar sobre la otra. ¿Ese es el gran reto que usted tiene?



R: Ese es el gran reto que tenemos. Usted lo acaba de identificar. Vamos a hacer todo lo posible para que se pueda tener una plataforma común, pero por otro lado no nos conviene a nosotros perder toda la identidad. Ahí está reto, mantener una plataforma común que significa, por ejemplo, que todos aceptamos el proceso democrático, de que sea la voluntad política libre de cada ciudadano que determine quién tomará decisiones de política, pero por otro lado también mantener una serie de principios como es el reconocimiento de la historia, reconocimiento del momento actual en que vivimos, una visión de futuro y eso nos puede unir. Hay elementos que nos distinguen y creo que eso es la verdadera democracia, así que no me asustaría con que haya semejanzas y discrepancias.