| 
Instituto Electoral de la Ciudad de México

Visión CDMX

El GobCDMX dará opción de vivienda a damnificados fuera de la Ciudad



Ciudad de México.-Frente al reto de reubicar a 832 familias afectadas por el sismo de hace dos años, el Comisionado para la Reconstrucción de la Ciudad de México, César Cravioto, reveló que la administración de Claudia Sheinbaum otorgará opciones a damnificados para que salgan de la Ciudad y vayan a vivir a otro estado del país.



"Estamos dando opción para quien quiera salir de la Ciudad, porque tiene familia fuera; le damos el recurso, lo mismo que nos cueste su vivienda y podrá salir de la Ciudad", dijo el funcionario en entrevista con Capital CDMX, al exponer que la reubicación iniciará a principios de 2020.



Aseguró que todo el costo de ese proceso correrá a cargo del gobierno capitalino, y no sólo para aquellos damnificados que decidan cambiar su residencia a otra ciudad, sino para todos aquellos afectados que opten por quedarse en la urbe, aunque la ayuda será exclusiva para quienes sean titulares de los inmuebles.



A finales de agosto, durante la instalación del Consejo Consultivo de la Comisión de Reconstrucción, Cravioto detalló que derivado de estudios de suelo y de inspecciones geoestructurales en las alcaldías de Iztapalapa, Tláhuac, Xochimilco y Milpa Alta, se determinó que 573 viviendas se encuentran sobre grietas y por ello resulta imposible su reedifición.



Además, hay otras 259 viviendas sobre zona de reserva ecológica en Xochimilco que también resultaron dañadas por el sismo de hace dos años y por ambas circunstancias sus habitantes deben ser reubicados.



Así, el total de familias que abandonarán su vivienda original suma 832.



Sobre el proceso de reubicación, Cravioto dijo que junto con Servimet se buscan predios que hoy son propiedad pública para llevar a cabo la reubicación de esas familias, aunque también se analiza comprar predios privados.



Reconoció que el número actual de familias a reubicar podría crecer, pues todavía no concluye el trabajo de geotecnia que realizan los especialistas en las zonas de grietas. Hasta que termine esa labor se contará con un padrón preciso de afectados y la cantidad de predios necesarios para edificar nuevas viviendas.



A pregunta expresa sobre si esos predios se ubicarán en las mismas alcaldías donde radicaban los damnificados, Cravioto expuso habrá opciones dentro de las mismas demarcaciones pero también en otras.



Sobre el financiamiento, el funcionario detalló que el costo de la reubicación será totalmente absorbido por el gobierno de la ciudad, para quien es titular. "Si son familias desdobladas estaríamos explorando las posibilidades, que tal vez tengan créditos del Invi, pero para la familia titular sí", dijo.



— ¿Si una vivienda unifamiliar se perdió la van a reponer por una vivienda unifamiliar también?—, se le preguntó.



— Bueno, estamos viendo. Probablemente sean unidades, depende del total. Ahorita se habla de 800, la gente nos está pidiendo otra opinión y la estamos dando y en otros casos no hemos terminado de hacer los estudios de suelo. Podrá incrementarse ese número—, respondió.



También se le cuestionó que en la Ciudad uno de los grandes problemas es que hay muy poco suelo para la edificación de vivienda y el que queda es muy caro. La respuesta de Cravioto es que "siempre hay suelo".

Incertidumbre de damnificados



Para afectados del sismo, como los integrantes del colectivo Damnificados Unidos de la CDMX, el proyecto de reubicación solo genera más incertidumbre.



Sergio Rosales, habitante de la colonia Del Mar en la alcaldía de Tláhuac, es uno de esos 832 damnificados que deberá abandonar su vivienda, sin embargo, no se ve fuera de esta comunidad, pues dice que a los largo de los años ha generado las condiciones para que su familia y sus hijos pueda ir a la escuela y al trabajo.





Así como no se ve fuera de la colonia Del Mar tampoco se concibe en un departamento, pues su casa es una vivienda unifamiliar de dos pisos. Alega que el dictamen otorgado por el gobierno capitalino establece que deberá ser reubicado en una vivienda de similares características a la que ocupaba antes del sismo.



Carina Solís también es habitante de la colonia Del Mar y como Sergio Rosales, forma parte de la organización Damnificados Unidos.



Ella acusa que no existe claridad sobre el plan de reubicación, pues dice que los dictámenes de los especialistas en geotecnia no son contundentes.



"No queremos dejar el lugar donde hemos crecido y donde hemos construido nuestra vida, por eso necesitamos contundencia en esos dictámenes. No podemos darle a una familia un dictamen de reubicación si no cuentan con todas las opiniones.



"Como damnificados hemos empujado un estudio de suelo serio, no porque seamos necios, sino porque no queremos que mañana esos terrenos llegue alguien y construya edificios y se abaraten esas tierras, porque son nuestras, porque las trabajamos", dice Carina.

Etiquetas Noticias

Contenido Relacionado

COMENTARIOS

MÁS Visión CDMX