| 

Política

El Congreso local en riesgo de incurrir en desacato a la Constitución. Sheinbaum prepara reformas en previsión a ello

Ciudad de México.-El Congreso capitalino se perfila para incurrir en un desacato a la Constitución de la Ciudad de México si a más tardar el 5 de diciembre no logra que entre en vigor la Ley de la nueva Fiscalía General de Justicia, como lo señala el artículo décimo séptimo transitorio de la norma máxima local.

En previsión de que el desacato es casi un hecho, pues no hay tiempo para aprobar esa ley, la jefa de Gobierno electa enviará el mismo 5 de diciembre, apenas haya tomado protesta, una iniciativa de reforma a los artículos transitorios de la misma Constitución local.

El problema es que la carta magna capitalina establece controles que impiden su modificación dentro del mismo periodo ordinario de sesiones, por lo que la iniciativa de Sheinbaum no podría aprobarse de inmediato, sino hasta febrero de 2019.

Hoy, al dar a conocer su estrategia de seguridad, la mandataria electa anunció que presentará la iniciativa de reforma a los transitorios constitucionales. Recordó que en la Constitución de la Ciudad se establece que antes de que termine el año debe crearse la Ley de la Fiscalía General, pero al mismo tiempo señala que se debe conformar una comisión técnica encargada de planear y conducir la transición de la Procuraduría General de Justicia a la Fiscalía de Justicia.

Recordó que al mismo tiempo los artículos transitorios de la Constitución señalan un plazo perentorio, el 31 de diciembre, para conformar el Consejo Judicial Ciudadano, que entre sus funciones tendrá la presentación de una terna de candidatos a ocupar el cargo de fiscal general.

“Voy a enviar en el momento en que entre una iniciativa de reforma a los transitorios de la Constitución, porque hay contradicciones que están establecidas ahí y generan una situación donde, aún y cuando hemos estado trabajando en todas estas leyes desde hace tiempo, creemos que es mejor tomarse algo de tiempo y hacerlo de manera adecuada. Para algunos temas como el consejo técnico y el consejo ciudadano, creemos que es indispensable que se atrasen los tiempos”, dijo la próxima mandataria.

En el Congreso capitalina y también en previsión del desacato, el diputado de Morena y presidente de la Comisión de Procuración de Justicia, Ricardo Ruiz, presentó hoy ante el Pleno del órgano legislativo una iniciativa por la que se expide la Ley de Transición de la PGJ a la Fiscalía.

La iniciativa busca justificar el desacato. “Proponer la reforma a la Procuraduría es una tarea que si la hacemos tal y como se encuentra ahora está destinada a un fracaso. Un cambio de modelo de persecución criminal que coloque en el centro de su quehacer cotidiano el derecho a la justicia de las víctimas sólo puede construirse desde una nueva institución que no herede las inercias de su antecesora”, dijo Ruiz en la tribuna del Congreso capitalino.

Explicó que un cambio de modelo de persecución criminal requiere primero definir cada uno de sus componentes y después aprobar el marco normativo que dé sustento jurídico a esta nueva estructura organizacional. “Primero es el modelo, después la Ley”, agregó.

La iniciativa que presentó establece cuatro fases: uno, la Comisión Técnica debe determinar los componentes de la Fiscalía, el proceso de selección del personal y el plan de instrumentación, tal y como lo señala la Constitución.

La Comisión Técnica debe informar al Congreso de la emisión de ese plan y se da inicio al proceso para expedir una Ley Orgánica de la Fiscalía que dé sustento al modelo que se establezca a propuesta de esta Comisión. Se inicia así el proceso de asignación del Fiscal y el Congreso aprueba el nombramiento.

“El Fiscal General, la unidad de instrumentación y la Comisión en sus respectivas atribuciones, conducirán el proceso de instrumentación a la nueva institución de manera gradual. Lo que estamos planteando es una ruta de transformación sustantiva del sistema de persecución, para que este deje de ser una pieza de ineficiencia gubernamental y pase a ser lo que siempre debió de haber sido, un sistema de persecución criminal al servicio de la justicia de las víctimas del delito y acuse a quien delinca, sea quien sea”, explicó Ruiz.

El diputado rechazó que el Congreso vaya a incurrir en desacato, pues esta Ley de Transición les genera una nueva ruta para cumplir con la Constitución local. No obstante, reconoció que con esta propuesta de ley los legisladores están realizando una interpretación de la carta magna de la Ciudad.



Etiquetas

COMENTARIOS

MÁS Política