El Chapo pidió no dañar a AMLO: abogado de la familia Guzman Loera



Ciudad de México.- El abogado de la familia de Joaquín 'El Chapo' Guzmán, José Luis González Meza, afirmó que el exnarcotraficante, pidió "no dañar al presidente" Andrés Manuel López Obrador, mejor conocido como AMLO, durante su reciente visita al estado de Sinaloa.



En días pasados, trascendió un video donde se veía a AMLO saludar con un apretón de manos a la madre de Guzmán, Consuelo Loera, en Badiraguato, Sinaloa. Ademas de haber recibido una carta.



Este jueves, uno de los abogados de la familia Guzmán, José Luis González Meza, trató de quitarle importancia al saludo y la carta en una entrevista en radio, dando a entender que la cercanía que reflejaba el vídeo era la misma que el presidente practica con cualquiera, en sus visitas multitudinarias a los pueblos del país. Es decir, que no hay trato de favor a la familia Guzmán Loera.



TE PUEDE INTERESAR: AMLO saluda de mano a la madre de El Chapo Guzmán en Sinaloa



González Meza aseveró -a la periodista Azucena Uresti- “No fue una reunión consensuada. Yo hablé con una persona de su equipo. Le entregué a la carta. Y le dije, bueno, aquí vamos a estar. Si el señor presidente no tiene ningún inconveniente, que se pare y afortunadamente se paró”.



Entonces, Uresti preguntó: “¿había algún riesgo para el presidente?”.



A lo que el abogado contestó: “Ninguno, ¡él llegó a la sierra de El Chapo, ji, ji, ji!”.



Uresti contraatacó con la pregunta “¿cuál fue la orden de Joaquín Guzmán Loera?”, al notar que el abogado se había abierto de capa.



Gonzalez Meza -tal como lo haría un oso hambriento al ver comida, cayó directo sobre el plato- contestó: “No dañar al presidente. Cuantas veces vaya a Sinaloa, el presidente va a estar protegido”.



TE PUEDE INTERESAR: Dan a conocer carta que la madre del Chapo le envió a AMLO



Cabe destacar que, la familia Guzmán trata de probar que la extradición del narcotraficante fue ilegal y su intención es que Estados Unidos lo devuelva a México. Aunque parece difícil que algo así suceda, más con la cantidad de recursos que el país vecino ha dedicado a investigar, perseguir y armar los procesos en su contra.