| 

Política

Edmundo Garrido, nuevo procurador de Justicia de la Ciudad de México

Ciudad de México.- Edmundo Garrido Osornio tomó protesta esta mañana como Procurador General de Justicia (PGJ) ante el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera.

Garrido ocupará el cargo tras la renuncia de Rodolfo Ríos desde el sábado 24 de junio.

Como procurador oficial retomará varios ejes para tratar de buscar una procuraduría cercana a la ciudadanía. Se comprometió a hacer visitas periódicas de manera aleatoria a las agencias para ver las necesidades que tienen y el trato que se le está dando a los presuntos responsables de algún delito, a hacer cumplir los derechos humanos de los detenidos, a reforzar la capacitación de los elementos de la Policía de Investigación de la CDMX.

Respecto al tema de la impunidad y corrupción, detalló que “estas visitas que yo personalmente pretendo hacer junto con los órganos internos de control van a tener ese tipo de resultados, si detectamos algún evento de este tipo vamos a tomar cartas en el asunto y se van a tomar las responsabilidades que correspondan.”

Reconoció que el fomento de la denuncia es uno de los principales retos que enfrenta la dependencia en este momento. De acuerdo con Garrido Osornio, “Tenemos que difundir las diferentes alternativas para que la ciudadanía se pueda acercar a nosotros.

También dijo que estará pendiente de los ajustes que sufra el Nuevo Sistema de Justicia Penal (NSJP). “Creo que es un sistema que apenas tiene un año escasamente de haberse implementado y necesita ajustes y nosotros vamos a apegarnos a los criterios de quienes vayan a legislar el tema”, declaró al tiempo que explicó que la función de la PGJ es encargarse de la operación y prestar atención la interpretación y aplicación de la ley.

Consideró que el NSJP debe aumentar el catálogo de delitos de prisión preventiva oficiosa y reforzar los criterios de los juzgadores en relación a la prisión preventiva justificada. Apoyó el uso de los brazaletes electrónicos por parte de las autoridades como una medida cautelar ya que está considerada en el código nacional. “Vale la pena revisarla, podría ser una alternativa”, concluyó.

Etiquetas Noticias

COMENTARIOS

MÁS Política