Diputados de Morena llevarán mañana al Pleno Ley de Infancias Trans



Ciudad de México.-A un año de que se aprobó en comisiones, los diputados locales de Morena presentarán mañana ante el Pleno del Congreso de la Ciudad el dictamen de reformas al Código Civil en materia de infancias Trans, con una reserva que define el proceso para el cambio de género en el acta de nacimiento a partir de los 11 años de edad.



En conferencia, los diputados morenistas Paula Soto, Eduardo Santillán y Temístocles Villanueva, explicaron los detalles del dictamen y sobre todo de la reserva, pues aseguraron que es resultado de una amplia discusión y atiende las inquietudes de diputados de diferentes expresiones políticas.



En la reserva se fija la edad mínima de 11 años del menor para que sea suficiente el acompañamiento de solamente una de las personas que ejerzan la patria potestad o tutela éste para realizar el trámite de cambio de género ante el Registro Civil.



Cuando se trate de niñas o niños menores de la edad de 11 años, deberán acudir ambos padres o quien ejerza la patria potestad para su tramitación.



Se determina la edad límite de los 11 años, ya que de acuerdo con el UNICEF, es a partir de esta edad en la que se considera que las niñas y niños han adquirido la mayoría de los conocimientos y experiencias esenciales para entrar a la adolescencia. En esta fase de sus vidas, consolidan el desarrollo físico, intelectual y emocional iniciado en la primera infancia.



Se establece de forma clara y categórica en el artículo 135 BIS del Código Civil que en ningún caso la rectificación del acta de nacimiento de una persona menor de edad, permitirá la aplicación de tratamientos hormonales, quirúrgicos o de cualquier índole para la modificación de sexo. Ello con el fin de salvaguardar la integridad del menor.



Para atender el derecho que tienen los niños de externar su opinión en aquellos asuntos que sean de su interés y les afecte, se propone en la reserva que el Registro Civil garantizará que exista la expresión libre e informada del menor sobre el trámite.



Así, el o la menor no deberá tener ninguna duda o confusión sobre el cambio que se va a realizar.



Asimismo, el Juez del Registro Civil deberá cerciorarse de que no exista ningún vicio que afecte la voluntad del o la menor.



El diputado Eduardo Santillán agregó que para no entrar en este momento a una discusión y análisis competencial, se plantea eliminar del dictamen todo lo relativo al Código de Procedimientos Civiles.



Así, respecto a los artículos comprendidos dentro del el Capítulo IV Bis que hablan “Del Juicio especial de levantamiento de acta por reasignación para la concordancia sexo-genérica” el dictamen plantea su derogación y por ello se propone retirar esa reforma para dejar cómo está la legislación vigente.



Santillán aseguró que, contrario a los argumentos expuestos por legisladores del PAN, el Congreso de la Ciudad sí tiene facultades para hacer reformas en materia procesal civil.



Agregó que en tanto el Congreso de la Unión no apruebe el Código Nacional de Procedimientos Civiles, las legislaturas locales pueden seguir legislando en materia procesal civil, pero insistió: “No queremos entrar en ese tema de competencia”.



El diputado también precisó que el procedimiento jurisdiccional para el cambio de género en el Registro Civil no desaparecerá (el que se hace vía juicio) y por lo tanto se complementará con éste que ahora surgirá a partir de la reforma al Código.