| 

Política

Diputados avalan presupuesto de la Auditoría Superior, pero acusan excesos en gasto de nómina

Ciudad de México.-En medio de la sospecha y acusaciones por el manejo discrecional y político de plazas labores, diputados locales aprobaron hoy un dictamen de opinión al proyecto de presupuesto de la Auditoría Superior de la CDMX.

Las acusaciones de diputados al desempeño del órgano de fiscalización y a los abusos en la duplicidad de la nómina, evitaron el voto unánime de los legisladores para apoyar ese proyecto de presupuesto que asciende a 529.4 millones de pesos. El monto representa una disminución de 215 millones de pesos respecto a lo asignado en 2018, es decir, 30 por ciento menos.

Aprobada esta opinión, los diputados integrantes de la Comisión de Rendición de Cuentas y Vigilancia de Auditoría Superior de la CDMX la han remitido a la Junta de Coordinación Política del propio Congreso local, para que ésta la incorpore al Presupuesto de Egresos 2019.

En la discusión del dictamen, los legisladores destacaron que los ahorros están concentrados en los capítulos de gasto 1000, 2000 y 3000, es decir, en rubros como nómina y servicios generales.

Sin embargo, surgieron señalamientos de los diputados, sobre todo entre los de Morena. El congresista Eleazar Rubio Aldarán, recordó que hace unas semanas presentó un punto de acuerdo por el que le solicitó a la Auditoría Superior de la CDMX un informe sobre el manejo de la nómina, toda vez que hay señalamientos y evidencia de una duplicidad de la estructura laboral, debido a consideraciones de tipo político, sobre todo durante 2018.

Rubio lamentó que el trabajo de la Auditoría no ha sido eficaz y por el contrario ha resultado onerosa, al destacar que 178 auditorías programas en 2018 han tenido un costo promedio de 4. 2 millones de pesos cada una, lo que da un gasto del ente fiscalizador por 747 millones de pesos an este año.

Expuso que para votar sobre el proyecto de presupuesto 2019 necesitaba elementos objetivos de decisión, pero lamentó que hasta el momento la Auditoría Superior no había respondido al punto de acuerdo. Por ello anunció que se abstendría de votar.

Aunque votó a favor del dictamen, por considerar que hay un esfuerzo de austeridad, la diputada Valentina Batres, dijo que compartía las inquietudes de su compañero Eleazar Rubio, pues hay dudas sobre los prorrateos labores que se decidieron en las esferas más altas de la Auditoría y que se tradujeron en la onerosa contratación de seguros de vida y de retiro. Dijo que estos fueron excesos registrados durante la anterior y última legislatura de la extinta ALDF.

Una crítica más provino del mismo presidente de la comisión legislativa de Rendición de Cuentas, José Luis Rodríguez, quien propuso al resto de legisladores definir una reunión con el titular de la Auditoría Superior, David Vega Vera, a fin de aclarar dudas surgidas por el contenido del proyecto de presupuesto y analizar lo que él mismo definió como el costo-beneficio del propio ente fiscalizador.

El diputado refirió que en los últimos cinco años el organismo ha erogado un presupuesto por 3 mil 700 millones de pesos. En ese tiempo ha realizado 913 auditorías, pero hay menos de 50 procedimientos de carácter resarcitorio.

Dijo que la inversión ha sido mucha, pero no hay percepción de que exista combate real y efectivo contra la impunidad y la corrupción.



Etiquetas

COMENTARIOS

MÁS Política