| 

Transición 2018

Diagnóstico de AMLO sobre aeropuerto relega impactos urbano, social y financiero para la CDMX

Ciudad de México.-En el análisis que expertos y colaboradores le entregaron a Andrés Manuel López Obrador, sobre las dos opciones para solucionar la saturación del aeropuerto, no se incluye nada relacionado con los impactos sociales, urbanos y financieros para la Ciudad de México.

Sobre las consecuencias que para la capital del país tendrían cualquiera de las dos alternativas, se hacen referencias sobre repercusiones hídricas, ambientales y hasta de movilidad, como el dato de que generar infraestructura de transporte para el nuevo aeropuerto costaría 62 mil millones de pesos.

Sin embargo, no se incluye ningún tipo de valoración vinculada a temas que en materia de empleo, turismo, recaudación de impuestos, usos de suelo, vivienda, crecimiento poblacional e impacto urbano habría, por ejemplo, si el nuevo aeropuerto se va a Texcoco y se abandona la actual terminal aérea.

Dentro del documento que el presidente electo dio a conocer hoy en la mañana, se hacen valoraciones técnicas, ambientales, presupuestales, hidrológicas y económicas, pero se dejan de lado aspectos que puede impactar en la Ciudad de México.

En la parte urbana, solo se señala que el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México y Sedatu dijeron contar con diagnósticos y estudios sobre el impacto urbano, conectividad y crecimiento poblacional, así como propuestas para mitigar afectaciones a los municipios aledaños y a la capital del país en caso de construirse el nuevo aeropuerto, pero no se han entregado al equipo de transición del mandatario electo.

Se agrega que la información recibida en ese tema por parte del Grupo Aeroportuario es insuficiente y deficiente; se han subestimado los impactos urbanos, lo que además afecta en el análisis del costo-beneficio del proyecto.

Respecto al impacto social, el documento solamente se refiere a los casos de los conflictos y la oposición por parte de los habitantes de Atenco a la construcción de la terminal aérea en Texcoco, pero tampoco se dice nada de las consecuencias que generaría esa opción para la Ciudad y las delegaciones circunvecinas a lo que es el actual aeropuerto. Ninguna referencia hay sobre el futuro que tendrían los terrenos del actual aeropuerto.

En materia de movilidad es el único rubro para el qué hay precisiones, pues se agrega que de optarse por el nuevo aeropuerto, falta considerar obras necesarias para la conexión de pasajeros, como el Metro, Metrobús, Mexibús y un Tren Exprés, cuya inversión estimada asciende a más de 62 mil millones de pesos, correspondiendo 50 por ciento a las obras del tren.

Etiquetas

COMENTARIOS

MÁS Transición 2018