| 

2018

Día de registro de aspirantes a alcaldes de Morena, entre improvisados mítines y acarreos

Ciudad de México.- La calle de Miguel Laurent en la colonia Del Valle Sur se llenó la mañana de hoy de morenistas. Acarreados o por cuenta propia, militantes y simpatizantes se concentraron por oleadas frente al número 360, en la sede del Movimiento de Regeneración Nacional en la Ciudad de México.

El de hoy fue clave para los dirigentes de ese partido que aspiran a convertirse en futuros alcaldes, pues quedó definido por la dirigencia morenista como el día para que los 16 precandidatos a alcaldes cumplieran con el trámite de venir y registrar su aspiración.

Pero aunque era requisito meramente burocrático, para estos 16 no podía pasar desapercibido. Unos más, otros menos, hicieron ruido y llamaron la atención.

Peculiar fue el registro de Clara Brugada, aspirante a la alcaldía de Iztapalapa, quien llegó arropada por liderazgos de esa demarcación, como Aleida Alavez, Ernestina Godoy y Jesús Valencia. Junto a Brugada estuvieron también el coordinador de Morena en la ALDF, César Cravioto, y el presidente del partido en la Ciudad, Martí Batres. Hasta Alfonso Suárez del Real, diputado por Cuauhtémoc, estuvo ahí para levantarle la mano a la precandidata a alcaldesa.

En improvisado mitin, Batres aseguró que Brugada es la mejor aspirante a alcaldesa que tiene Morena en la Ciudad, mientras que Ernestina Godoy se aventaba la puntada de decir: "De Iztapalapa para el mundo", emulando a un famoso grupo de música tropical.

Jesús Valencia recordaba que en la elección de 2012 había obtenido el porcentaje más alto de votos por delegación, con 550 mil, y que para el 2018 refrendarían esos números, aunque rápidamente Ernestina Godoy lo corrigió y dijo que serían 750 mil, a fin de sumar el mayor número de sufragios y llevar a la presidencia de Mexico a Andrés Manuel López Obrador.

Al que no le faltaron acarreados fue al precandidato por Xochimilco, José Carlos Acosta, porque cuando el aspirante llegó, a los cinco minutos arribaron varios microbuses con personas que coreaban su nombre y el de Xochimilco. "¡JC, JC, JC!", le gritaban.

Acosta salió de la sede del partido para dar entrevista a medios, y aventarse una larga diatriba de por qué no le afectarán electotalmente momentos como las patadas que recibió el actual delegado, también de Morena, Avelino Méndez, cuando luego del sismo acudió a la comunidad de San Gregorio Atlapulco.

Fueron mototaxis que días antes del sismo habían enfrentado un operativo para retirarlos, aseguró Acosta.

Francisco Chiguil, por Gustavo A Madero, y Víctor Hugo Romo, por Miguel Hidalgo, llegaron por separado a defender sus nominaciones. Los dos se hicieron acompañar invariablemente del coordinador de los diputados locales, César Cravioto.

Ambos están en el centro de la polémica, el primero por el antecedente que tuvo cuando fue delegado, con la muerte de menores en la discoteca News Divine. El segundo por los constantes señalamientos de corrupción que le imputan cuando fue delegado en Miguel Hidalgo.

Los dos se dijeron libres de toda culpa y refrendaron su respaldo al movimiento que encabeza Andrés Manuel López Obrador. Chiguil subrayaba que había resultado ganador de la encuesta que lo tiene aquí, mientras que Romo se decía víctima de una guerra sucia.

La que también acusaba guerra sucia, pero orquestada desde el gobierno federal, era la precandidata por Milpa Alta, Judith Vanegas. Para la morenista hay una evidente cargada a favor del PRI, orquestada desde la Sedatu federal por Rosario Robles, para apoyar a la hija de esta, Mariana Moguel Robles, por lo que no descartó que en los siguientes meses se vaya a ver un despliegue importante de recursos y programas sociales federales en aquella demarcación.

Armando Quintero, aspirante a Iztacalco, se hizo acompañar con el grupo de asesores que siempre están tras él. Aunque reconoció que el inicio de la precampaña ni había sido facil, porque enfrentó la oposición de algunos morenistas, ese escollo está salvado, y dijo que Benito Baena, el otro aspirante a alcalde, ya está con él. Al salir de la sede del partido, Quintero no desaprovechó la oportunidad para encabezar un mini mitin y tomarse fotos con sus simpatizantes que lo esperaban.

En un perfil más discreto llegó a registrarse la única precandidata que no pasó por el tamiz de las encuestas para alcanzar la nominación. La senadora y aspirante a Álvaro Obregón, Layda Sansores, reconoció que no será sencillo sacar del gobierno de la demarcación al grupo político que por años se ha enquistado en el mismo, y aunque no lo mencionó por su nombre, dijo que ya era hora de que Leonel Luna se vaya de ese territorio.

?

Etiquetas CDMX Morena Alcaldes

COMENTARIOS

MÁS 2018