Deuda pública de México crecerá en 11.8%: FMI



Ciudad de México.- El Fondo Monetario Internacional (FMI) reveló que efecto de la crisis generada por el Covid-19, y a pesar del modesto estímulo que otorgó el gobierno a las empresas y hogares para transitarla, la deuda del gobierno registrará este año un incremento de 11.8 puntos del producto respecto del registro de la deuda general del 2019. Este incremento resulta ser el mayor en al menos una década.



A pesar del compromiso del presidente de Andrés Manuel López Obrador de mantener finanzas públicas estables la deuda general del gobierno de México registraría un máximo de 65% del PIB al cierre del 2020.



La citada medición incluye las obligaciones de todas las instituciones públicas incluidas Petróleos Mexicanos y la Comisión Federal de Electricidad (CFE), fondos de seguridad social y deuda del gobierno en sus tres órdenes: federal, estatal y municipal.



TE PUEDE INTERESAR: AMLO e IP firman Plan de Infraestructura para impulsar 39 proyectos



Al presentar el informe, Vitor Gaspar, director del Departamento de Asuntos Fiscales del FMI explicó que si bien los apoyos fiscales suministrados a la economía mundial suman 12 billones de dólares, aún con ellos se espera que a la pobreza extrema sean empujadas 90 millones de personas.



Al mismo tiempo, la deuda pública escala a un nivel sin precedente, por arriba del 100 por ciento del PIB mundial. Por ello recomendó reducir de manera gradual los apoyos. Pasar “de proteger los empleos antiguos a hacer que las personas vuelvan a trabajar”, agregó.



En el documento, Vitor Gaspar destacó que este incremento de las obligaciones generales de los gobiernos, resulta del desplome de la actividad económica, los menores ingresos tributarios, por efecto de la depreciación cambiaria y el apoyo sin precedentes que han otorgado para aguantar el cierre de las economías.



Asimismo, explicó que si bien los apoyos fiscales suministrados a la economía mundial suman 12 billones de dólares, aún con ellos se espera que a la pobreza extrema sean empujadas 90 millones de personas.



Al mismo tiempo, la deuda pública escala a un nivel sin precedente, por arriba del 100 por ciento del PIB mundial. Por ello recomendó reducir de manera gradual los apoyos. Pasar “de proteger los empleos antiguos a hacer que las personas vuelvan a trabajar”, agregó.