Desplome histórico de las finanzas de la CDMX por pandemia y errores tácticos



Texto publicado en MILENIO



Ciudad de México.- La Ciudad de México (CDMX) llegó al tercer trimestre del 2020 con un desplome histórico en sus finanzas públicas derivado de los efectos negativos de la pandemia del Covid19 que obligó el cierre temporal de negocios y la caída en recaudación de impuestos, derechos y participaciones federales.



La crisis financiera refleja la captación de ingresos por 167 mil 365 millones de pesos, un monto 8.2 por ciento por debajo de la meta programada por la Secretaría de Administración y Finanzas del gobierno de Claudia Sheinbaum, el cual representa 14 mil 926 millones de pesos, lo que equivale a más de un tercio del presupuesto de las 16 alcaldías de la CDMX.



A decir de expertos en finanzas públicas, era evidente la caída de ingresos que se considera histórica porque los estragos son mayores a los de 2009, pero también hubo errores en la estrategia gubernamental para amortiguar el desplome de recursos públicos y no agudizar la crisis económica que viven los capitalinos, de los cuales el 50 por ciento se estima vive en la informalidad.



Manuel Guadarrama, coordinador de Gobierno y Finanzas del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), aseguró a MILENIO que se quedó corta la ciudad en los apoyos al sector empresarial y no se pensó en activar otros impuestos verdes e industriales que están subestimados y en eliminar o reducir el de la Nómina.



La doctora Artemisa Montes Sylván, docente de la Facultad de Negocios en la Universidad La Salle con especialidad en Economía Política, advirtió que ante el inminente confinamiento se actuó tarde, pero ahora es tiempo de pensar en la lección y la más importante es que el gobierno de la CDMX “debe dejar de reproducir la estructura perversa del centralismo y darle a las alcaldías la posibilidad de recaudación, con lo cual se quitaría una carga administrativa muy pesada”.



De acuerdo a las previsiones del gobierno de Sheinbaum, el recorte podrá ser aún mayor y se deberá prever la pérdida de más de 23 mil millones de pesos para el ejercicio fiscal de 2021.



El coordinador del PAN en el Congreso capitalino añadió que el desplome de las finanzas tiene su origen en la política económica del presidente de México, Andres Manuel López Obrador, que ha sido improvisada y en el caso de la ciudad la atribuyó a que la Jefa de Gobierno “le metió freno de mano al sector de la construcción”.

Ley polémica



El 19 de junio de 2020, el Congreso de la CDMX aprobó con la mayoría de Morena reformas a la Ley de Austeridad que le dieron a la Jefa de Gobierno la facultad de manejar de forma directa los recursos públicos ante la pandemia. La oposición llamó esta legislación la Ley Sheinbaum y la consideraron regresiva e inconstitucional, sin embargo, no la impugnaron.



Mauricio Tabe, líder del PAN en el Congreso capitalino, aseguró que los diputados de Morena y aliados deben estar “arrepentidos” al ver los resultados del avance trimestral de septiembre porque “renunciaron a sus facultades por subordinación. Fue una decisión lamentable que vulneró la división y el equilibrio de Poderes”.



Tabe señaló que es lamentable que se haya registrado un subejercicio de más de 12 mil millones de pesos y tan sólo se hayan invertido 5 mil 386 millones de pesos para la atención de la pandemia.



En contraste, Marta Ávila, coordinadora de Morena en el Congreso de la CDMX, dijo que están satisfechos con la facultad legal que le dieron a Sheinbaum porque fue para que pudiera garantizar el balance presupuestario ante la caída de los ingresos derivada de la política de distanciamiento social, y sobre todo para poder priorizar el gasto para fortalecer el sistema de salud pública y apoyar con recursos a los grupos de atención prioritaria, todo ello de forma expedita.



Afirmó que a pesar de esos menores ingresos y de las reducciones, el Gobierno logró estimar hasta septiembre 7,392 millones de pesos para atender y controlar la emergencia sanitaria y resaltó que no son cifras finales.

Reto presupuestal



El colapso de las finanzas públicas de la CDMX se explica en parte por la contracción del mercado del Turismo que fue de las actividades más mermadas por la pandemia y que lastimaron con fuerza a la industria de la hotelería.



Año con año dejan una alta derrama económica en la capital del país, empero este año el valor promedio de la operación de servicios de hospedaje cayó un 43.8 por ciento en términos reales, respecto al tercer trimestre de 2019. Este año llegó a los mil 222 millones en julio pasado.



"La derrama económica de turistas hospedados en hoteles de la Ciudad, durante el periodo de enero-julio, presentó una reducción de 62.2 por ciento con respecto al mismo periodo de 2019. Tomando en cuenta únicamente el mes de julio, la derrama generada por turistas nacionales e internacionales disminuyó en una proporción similar, de 90.5 y 86.6 por ciento, respectivamente", se lee en el Informe Trimestral de Finanzas Públicas Enero-Septiembre 2020, de la Secretaría de Administración y Finanzas de la CDMX,



Manuel Guadarrama del IMCO advirtió que en 2021 hay un reto presupuestal porque la CDMX está siendo gravemente afectada por la contingencia aunque no todo se debe a la pandemia. “Va a ser un reto para la CDMX mantener el nivel de autonomía fiscal que tenía con la generación de muchos ingresos propios como el impuesto predial y a la Nómina”.



Afirmó que existe “cierto margen en la CDMX para generar un presupuesto eficiente y adquirir deuda de corto plazo y reestructurar algunas obligaciones y generar ahorros. En materia del impuesto predial se pueden hacer esfuerzos mayores para su recaudación sin evitar las condonaciones, se puede mejorar el catastro y sería una mejora positiva que no haya incremento a la Nómina y el sector de hospedaje”.



La doctora Artemisa Montes Sylván coincidió en que se deben valorar los ajustes a los impuestos e incluso propuso que el de la Tenencia Vehicular se eleve a los autos de un valor superior a los 300 mil pesos. No obstante, subrayó que se deben atender los problemas estructurales en materia fiscal que se han hecho evidentes con la pandemia.



Para reactivar la economía en 2021, Tabe aseguró que le pedirán al Gobierno “echar la casa por la ventana” y para ello se pedirá certidumbre a la inversión combatiendo la corrupción y facilitando los trámites a través de medios digitales; generar todas las condiciones de liquidez para que no cierren más negocios a través del diferimiento o condonación de pago de impuestos, así como de subsidios; y apoyo a la economía familiar, implementando el ingreso básico o mínimo vital, así como los subsidios al agua, luz y transporte.



La coordinadora de Morena en el Congreso capitalino, Martha Ávila, consideró que para el próximo paquete económico se debe partir de una amplia consulta social. “Necesitamos un presupuesto socialmente construido y no burocráticamente impuesto. Además del criterio de racionalidad, el presupuesto debe sujetarse a proceso de participación e inclusión social”, añadió.