Desde 2010 se supo de deficiencias constructivas entre Olivos y Tezonco de la línea 12. Ese tramo lo edificó Grupo Carso

Alberto Cuenca Reportero en Capital CDMX

Ciudad de México.-Durante el proceso de edificación de la línea 12 del Metro, autoridades capitalinas registraron deficiencias constructivas importantes desde el año 2010, justo en el tramo de las estaciones Olivos-San Lorenzo donde en mayo pasado hubo el trágico colapso de una trabe. Las obras en ese punto estuvieron a cargo de la empresa Grupo Carso, propiedad de Carlos Slim.

Concretamente el 20 de agosto de 2010, por labores de supervisión se le notificó a la empresa contratista (Grupo Carso) que en el apoyo 111 del intertramo Olivos-San Lorenzo el cadenamiento 10+382 de la trabe no tenía el anclaje indicado en el proyecto.

En la revisión de la supervisión externa se detectó que dentro del cuerpo central del cabezal (diafragma) se tenían 10 varillas del número 12 (5 de cada lado), cuando el proyecto indicaba 20 varillas del número 12 (10 de cada lado).

Por esa deficiencia detectada se le requirió a Grupo Carso una solución autorizada a este punto, además de hacerle ver que todos los trabajos quedaban bajo responsabilidad del consorcio constructor, conformado por ICA, Alstom y Carso.

Esas observaciones que en su momento se le hicieron a la empresa de Carlos Slim están contenidas en la bitácora de obra 26 /tramo CARSO/frente ZAPOTITLANSN. LORENZO TEZONCO, con la nota 580 y número de folio 0040 del 20 de agosto de hace 11 años.

A su vez, esa bitácora 26 es parte de la evidencia documental seleccionada para su análisis por parte de la empresa holandesa DNV que el actual gobierno de Claudia Sheinbaum contrató para realizar el dictamen técnico sobre lo ocurrido en la trabe colapsada de la línea 12 del Metro, así como el análisis causa-raíz del percance.

Como parte del dictamen preliminar fase 1 que hoy se presentó públicamente, DNV incluyó un Anexo C con la evidencia documental seleccionada para el análisis. Ahí viene la referencia a la bitácora 26 y las deficiencias constructivas que se le hicieron a Grupo Carso desde 2010. 

Pero también vienen otras bitácoras, iniciadas en 2012, en las que quedaron asentadas más observaciones a la compañía de Carlos Slim, por fallas detectadas en la obra.

Ese es el caso de la bitácora 32/tramo CARSO/frente ZAPOTITLANTEZONCO. Con número de nota 1217 y folio 0009, el 8 junio 2012 se le pidió a la contratista que presentara un dictamen de los neoprenos que registraron deformaciones fuera de tolerancia de proyecto, específicamente en los trabajos de cortes de misil en los apoyos móviles de los intertramos Olivos-Tezonco.

Luego, el 25 de junio de ese 2012, dentro de la misma bitácora 32, quedó registrado que a Grupo Carso se le pidió que presentara un dictamen por la reparación de fisuras en cabezales del intertramo Olivos Tezonco, del apoyo 116 Cadenamiento 10 + 532.102 al apoyo 118 cadenamiento 10+592.102

Dentro del Anexo C se incluye la bitácora 25, donde quedó asentado que el 26 de junio del año 2010 se realizaron los trabajos de izaje y montaje de trabes metálicas de 30 metros entre los apoyos 117 y 118, con cadenamiento 10+562.102 y 10+592.102 correspondientes al intertramo Los Olivos-San Lorenzo.

Además, con fecha 12 de julio de ese año quedaron autorizadas modificaciones al proyecto de obra.

El Anexo C no precisa cuál fue el resultado de las observaciones que en su momento se le hicieron a Grupo Carso, pero eso es justo lo que está en investigación por parte de DNV.

Síguenos en Google News

¡Suscríbete!
Obtén los beneficios especiales que tenemos para ti.