Denuncian violación de Derechos Humanos en la CNDH



Ciudad de México.- Lázaro Elías Serranía Álvarez, subdirector de Comunicación en la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), denunció a la propia Comisión por violentar de forma flagrante sus derechos humanos laborales.



A través de un mensaje dirigido a los “compañeros de la Fuente de Derechos Humanos”, Serranía detalló que labora en la CNDH desde hace más de 19 años y que, sin saber la razón, ésta ha dejado de pagar su salario que comúnmente se le deposita los días 10 y 25 de cada mes, situación que nunca le había sucedido.



Relató que primeramente atribuyó el retrasó en su pago a la situación de confinamiento y el trabajo home office que se encuentran realizando los empleados de la CNDH, incluyendo a los empleados del área encargada de los pagos.



TE PUEDE INTERESAR: Monreal pospone iniciativa para fusionar CRE, IFT y Cofece; iniciará proceso de discusión



Después de esperar algunos días para preguntar sobre “esta anomalía”, cuestinó al administrador del área encargada Porfirio Tejocote Rosas, “quien no supo mayor cosa”; posteriormente preguntó a sus superiores, “pero ninguna de las jefas inmediatas supo responderme sobre la razón de la suspensión de pago”, contó.



Según señaló el subdirector, la Directora de Difusión, Valeria Jasso, fingió sorpresa y pasó a remitirlo con la Directora General, la licenciada Alejandra Ezeta, quien telefónicamente le informó que –de acuerdo a la declaración de Serranía- “fue decisión del licenciado Estrada”, en referencia al Secretario Ejecutivo de la CNDH.



La misma Alejandra Ezeta, contó el denunciante, se ofreció a hablar con Francisco Estrada para conocer el caso, sin embargo, “nadie sabe nada. El director Ejecutivo se niega a contestar mis llamadas”, denunció el funcionario.



Agregó desconocer si se trata de un castigo o medida disciplinaria este hecho, pero enfatiza en su necesidad de percibir un salario “ya que desde hace tres semanas tengo dificultad para respirar; no se me ha diagnosticado Coronavirus, pero tampoco se me ha descartado”, por ende, alegó que necesita su dinero para realizarse los estudios que se requieran.



Elías Serranía consideró que si se tratase de un recorte de personal es entendible y necesario que le hagan saber su despido, “son las mínimas atenciones de respeto a los preceptos de la Ley Federal del Trabajo y a sus derechos humanos, en la Casa de los Derechos Humanos”.



Acotó no conocer si la presidenta de la Comisión, Rosario Piedra Ibarra, sabe de lo sucedido, sin embargo, dijo no creer que Piedra Ibarra estuviera enterada “porque no lo permitiría”.



Por último, escribió que además de quitarle su salario, se canceló su correo institucional, “hasta prohibieron a mis compañeros a dirigirme el habla, y en cualquier momento me borrarán del whats-CNDH” por lo que tomó la decisión de hacer la denuncia púbica a través de periodistas.