Demanda Somos al consejero del IECM, Bernardo Valle, excusarse de conocer y votar nuevo dictamen de fiscalización



Ciudad de México.- La dirigencia estatal de la organización política Somos, dirigió una carta al consejero del Instituto Electoral de la Ciudad de México (IECM), Bernardo Valle Monroy, para que se excuse de conocer y votar el nuevo Dictamen de Fiscalización, así como de participar en la nueva Resolución sobre la solicitud de registro como partido político local, que ordenó el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).



Lo anterior al considerar que existe afectación del desempeño imparcial y objetivo de sus funciones como servidor público.



Somos advirtió que Valle Monroy ha faltado a los principios y obligaciones que merecen su actuación como servidor público. Ello, en razón de diversos agravios cometidos en contra de esta organización.



TE PUEDE INTERESAR: Somos denuncia a funcionarios del IECM



Asimismo, Somos acusó que el consejero electoral del IECM influyó en la emisión de la opinión “no favorable” contenida en el primer Dictamen de Fiscalización, emitido con base a suposiciones, prejuicios e inferencias; además de retrasar su emisión, y consecuentemente, rebasar por mucho, el plazo establecido en la normativa electoral, respecto de la resolución a la solicitud de registro para constituirnos como partido político local.



Además de dar valor probatorio a la ilegal vista de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), basada en suposiciones y conjeturas; además de llevar a cabo actuaciones dentro de la suspensión de plazos legales y reglamentarios, con la clara intención de perjudicarnos.



Valle Monroy también fue señalado por validar, con inaudita ligereza, a la otra organización que declaró cantidades irrisorias como gasto para solventar la realización de todas las actividades tendientes a obtener su registro como partido político local, “dando un trato diferenciado, concediendo preferencia a la otra organización y permitiendo que influencias, intereses o prejuicios indebidos afecten su compromiso para tomar decisiones o ejercer sus funciones de manera objetiva, respecto a la nuestra”.