Decisiones por manejo del Covid-19, distancian a Sheinbaum y López-Gatell



Ciudad de México.-Un escenario de confrontación se abrió entre la jefa de gobierno de la Ciudad Claudia Sheinbaum y el subsecretario de Salud Hugo López-Gatell. Las razones fueron dos: las decisiones respecto al manejo del semáforo epidemiológico para la capital del país, pues la Federación quería que la urbe regresar al color rojo de ese semáforo, y la pretensión del funcionario de imponer sanciones penales a las entidades federativas que no acaten el resultado de la evaluación semanal elaborada desde el gobierno de la República.



Las diferencias se revelaron el jueves 30 de julio al seno de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), donde López-Gatell abrió un juego que no gustó para nada a los mandatarios estatales, entre ellos a la jefa de gobierno de la Ciudad, quien a pesar de su tono mesurado acusó que "nunca habíamos llegado hasta este límite", en referencia a la propuesta del subsecretario de Salud para imponer sanciones penales.



Este viernes, en videoconferencia de prensa y aunque matizó sus declaraciones, la titular del Ejecutivo de la Ciudad no escondió las inconformidades con el funcionario federal, sobre todo cuando se le preguntó si era necesario un relevo en la Subsecretaría de Salud federal.



"Creo que ha hecho un buen trabajo (López-Gatell). En este caso puede haber diferencias, eso es normal. Nosotros, como sabe toda la ciudadanía, apoyamos al presidente Andrés Manuel López Obrador, pero eso no quiere decir que con alguno de sus subsecretarios o secretarios podamos tener una diferencia y particularmente en una valoración del semáforo en la Ciudad, y como saben hemos sido muy responsables y vamos a seguir siendo muy responsables informando.



"Si es necesario tomar medidas de disminución de las actividades para reducir la pandemia, lo vamos a hacer, pero en este momento no consideramos que sea necesario y por eso hacemos el llamado y siempre lo vamos a hacer, a la cooperación de la ciudadanía para tomar las medidas preventivas y el aislamiento de casos positivos", dijo la mandataria.



Así, luego de anunciar que la Ciudad permanecerá por sexta semana consecutiva en semáforo naranja -del 3 al 7de agosto-, Sheinbaum dejó en claro que de ser necesario se regresará al rojo, "pero no nos adelantemos", acotó.



Rechazó un riesgo para la capital del país y sus habitantes por no regresar al rojo e insistió que su administración ha sido muy responsable en ese tipo de decisiones, apegándose a factores como el comportamiento de la ocupación hospitalaria y el porcentaje de habitantes que han resultado positivos en la aplicación de pruebas para detección del Covid-19.



Destacó que ayer hubo una reducción en la ocupación hospitalaria, de 99 camas, además de que el porcentaje de positividad en el resultado de las pruebas muestra una tendencia constante a la baja, con 21 puntos al 29 de julio.



En la videoconferencia se le preguntó a Sheinbaum si le parecía desproporcionada la propuesta de López-Gatell para aplicar sanciones penales a los gobiernos de las entidades, luego de que en un audio de su participación en la Conago quedó en evidencia la inconformidad de ella respecto al planteamiento del funcionario federal.



La jefa de gobierno detalló que para el lunes 3 de agosto habrá una reunión de los gobernadores con la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, para tener un diálogo sobre el tema. Habló de la importancia de trabajar en unidad para reducir los contagios de Covid-19, pero también de no politizar este asunto.



"Creo que se requiere una unidad muy importante de todos los gobiernos, de los estados y del gobierno de México, que estoy convencida el presidente de la República así lo considera...que no se politice este tema, sino que sigamos trabajando conjuntamente para poder mantener este balance que en momentos es difícil, pero que creo se puede mantener entre la situación económica de las familias de la Ciudad y del país y el control de la salud", expresó Claudia Sheinbaum.