Decepciona a ciudadanos mega ofrenda del Zócalo

Ciudad de México.- A pesar de que este año, la mega ofrenda del Zócalo capitalino fue diseñada por uno de los más prestigiosos artistas contemporáneos, la pieza no logró convencer a los críticos más importantes: los ciudadanos.

En el arco de flores de cémpasuchitl que corona los cinco altares se lee: 19 de Septiembre 07:19.

A esa hora, en 1985, sucedió el terremoto más terrible de la historia de la Ciudad de México y hoy, 30 años después, es el tema en el que se inspiró el artista Felipe Ehrenberg,

Su idea es mezclar el misticismo prehispánico o con lo que mejor sabe hacer: el arte contemporáneo. El resultado es una travesía que inicia con el rostro de los dioses Tláloc y Tonatiuh hechos de aserrín, continúa con cinco altares de siete escalones cada uno, los cuales -según la tradición en el Altiplano- representan los siete niveles por los que debe pasar el alma de un muerto para descansar y finaliza con 384 calaveras elaboradas por colectivos artísticos en los talleres de los Faros de Oriente, Indios Verdes y Tláhuac.

Sin embargo, los visitantes no apreciaron el conceptualismo de Ehrenberg. Para Jorge Ávila, un padre de familia que acudió a visitar las ofrendas, ir al Centro en día de muertos es una tradición pero este año le pareció una pérdida de tiempo pues esperaba adornos más complejos.

María Elena, una vendedora de flores, recuerda los primeros años en los que asistió:

"Antes venía más gente y las ofrendas estaban más bonitas, no que ahora hasta se les cae todo su adorno ¿no viste ayer?", dice mientras se levanta para señalar las calaveras que el sábado a medio día ocasionaron un accidente al caer de la estructura metálica negra que las sostiene; cinco personas resultaron lesionadas, de las cuales una tuvo que ser trasladada al Hospital Primero de Octubre.

Se había previsto que las estructuras resistieran vientos de hasta 90 km/h, pero al momento del accidente se produjo un remolino.