Debaten candidatos a la Cuauhtémoc. Padierna ni peló a los adversarios, porque de eso se encargaron ellos mismos



Ciudad de México.-La candidata del partido gobernante no tuvo que dedicar un solo segundo del debate organizado por el Instituto Electoral de la Ciudad de México para responder a los ataques de su contrincante.



Dolores Padierna, la abanderada de la candidatura común Morena-PT a la alcaldía Cuauhtémoc, actuó como si su adversaria Sandra Cuevas, la aspirante del PRI-PAN-PRD, no existiera.



De Sandra Cuevas se encargaron, curiosamente, los abanderados de Fuerza por México, Édgar Cerda; del PVEM, Angélica Bravo, y en menor medida Esaú Flores, de Redes Sociales Progresistas.



Cerda dijo que la candidata de esa Alianza por México -coloquialmente conocida como “Prianrd”- mentía cuando aseguraba tener maestría y doctorado.



Luego la señaló de pretender secuestrar a una niña y agredir a una señora, por lo que fustigó su falta de congruencia en temas como equidad de género.



El tono del ataque creció cuando tomó la palabra la pevemista Bravo, pues acusó que Sandra Cuevas representa los intereses del priista Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, hoy acusado de encabezar una red de trata de personas.



Aunque es aspirante del Partido Verde, Angélica Bravo usó expresiones que por momentos la hacían verse más morenista que la propia Padierna.



Así pasó cuando en por lo menos dos intervenciones culpó al PRI y al PRD de haber mal gobernado la Cuauhtémoc y ya en el cierre del debate pidió a la ciudadanía no otorgar un sólo sufragio a favor de quienes representan al priismo y al perredismo.



Nunca mencionó que la alcaldía hoy está bajo el gobierno morenista de Néstor Núñez, aunque sí hizo referencia al jefe político del actual alcalde cuando acusó las incongruencias del slogan político de Sandra Cuevas, que reza “acabaré con las ratas”. La del PVEM acusó que la candidata de la Alianza por México tiene como jefe al senador Monreal.



A los ataques contra Cuevas, quien parecía entonces la enemiga a vencer, se sumó el abanderado de Redes Sociales Progresistas, Esaú Flores Tapia, pues acusó que la candidata aliancista no conoce la Cuauhtémoc, ya que su residencia está en Azcapotzalco.



Enfurecida, Cuevas aclaró que su jefe no es “el doctor Ricardo Monreal”. Así se refirió a él. Dijo que si había una prueba de esa subordinación se presentarán pruebas o de lo contrario se dejaran de propagar chismes generados por Morena.



Recordó que sus padres siempre han sido comerciantes en la Cuauhtémoc, primero en Tepito y más recientemente en la Plaza Meave. En ese entorno ella creció, dijo, y afirmó tener una maestría en Derechos Humanos, además de que es doctorante en Derecho.



Se dijo gustosa de que los abanderados del PVEM y de Fuerza por México la atacaran, pues eso demuestra que va arriba en las encuestas y así ganará la elección el 6 de junio.



Sandra Cuevas no dejó en todo momento de atacar a Dolores Padierna a Morena. Dijo que ella no viene a competir de la mano del crimen organizado, como sí lo ha hecho Morena.



Acusó que los del Movimiento de Regeneración Nacional hablan muy bonito, pero los calificó de ser los más cínicos, corruptos y ladrones, pues han promovido una red de extorsiones con el personal de vía pública, que genera 120 millones de pesos al mes por el cobro de piso a comerciantes establecidos y en la vía pública.



En el cierre del debate mostró una foto donde se ve a René Bejarano tras las rejas, a raíz de los videoescándalos de hace 17 años, y junto al dirigente, en la rejilla de prácticas del reclusorio se observa su esposa Dolores Padierna.



Quien se alineó aunque débilmente en los ataques hacia Padierna fue Marco Rascón, el candidato del Movimiento Ciudadano, quien acusó que el grupo de la abanderada morenista no gobernó solo tres años -en referencia al primer periodo de Padierna como delegada-, sino 15 años, durante los cuales se han dedicado a asaltar la alcaldía.



Rascón le cuestionó a Padierna si, de ganar, va a terminar su periodo de tres años al frente de la demarcación.



Esta fue la única alusión que la abanderada morenista respondió a alguno de sus adversarios, pues dijo que ella no hace futurismo y su objetivo será gobernar, así como entregarse enteramente al trabajo por la alcaldía.



Aunque las y los abanderados se encontraban en un espacio cerrado, la fuerte tormenta de esta tarde complicó el audio del debate que se colocaba en la transmisión.



Así, elevando por momentos la voz, los aspirantes externaron sus propuestas en temas como equidad de género y seguridad. Sandra Cuevas habló de la creación de grupos de reacción que llegarán a las viviendas para rescatar de los domicilios a mujeres violentadas.



Esaú Flores dijo que conformará patrullas rosas, creará una bolsa de trabajo exclusiva para mujeres y asegurará el salario igualitario.



La pevemista Angélica Bravo también propuso una policía exclusiva para mujeres, con uniformados que tendrán estudios nivel licenciatura.



Marcó Rascón destacó que en su gobierno habrá un rescate de espacios públicos como el kiosko de la Santa María la Ribera, Garibaldi y de aquellos módulos de seguridad hoy abandonados, donde habrá centros culturales y comunitarios.



Dolores Padierna expuso que creará un gabinete de seguridad el cual se reunirá todas las mañanas para evaluar y atender la violencia delictiva; conformará una unidad de género dentro de su administración y regularizará al comercio en vía pública.



Edgar Cerda planteó que para garantizar la seguridad en el transporte se llegará a acuerdos con aplicaciones móviles para que los autos de alquiler cobren sólo un 50 por ciento del pasaje a usuarias mujeres. El otro 50 por ciento del pasaje lo subsidiará la alcaldía.



Norma Luz de la Concha, del partido ELIGE, propuso la creación de centros de apoyo a la mujer por colonia, con personal capacitado para su atención.

Etiquetas: Noticias