Debate de lodo entre aspirantes a alcaldía a Iztacalco. La de RSP entregará su gobierno a Dios



Ciudad de México.-En el debate de las y los candidatos a la alcaldía Iztacalco, los distintos abanderados estuvieron a la altura, pero del lodazal que se aventaron, porque las acusaciones y la denostación marcaron y predominaron en este encuentro organizado por el Instituto Electoral capitalino.



Desde su primera intervención, no perdieron tiempo para lanzarse acusaciones y críticas. De ida y vuelta se soltaban señalamientos.



Los protagonistas principales de esta guerra de lodo, donde las propuestas quedaron en segundo plano, fueron por un bando Daniel Ordóñez, del PAN, y Fabiola Bautista, de la candidatura común PRI-PRD; por el otro Armando Quintero de Morena-PT.



Pero los otros candidatos no se quedaron con las ganas de participar en el pleito y así lo hicieron el independiente Raúl Moreno; la de Fuerza por México, Clotilde Moreno, y en menor medida Omar Gastón Gutiérrez, del PES.



Ajena a los pleitos, pero olvidándose también que este es un Estado laico, la abanderada de Redes Sociales Progresistas Joana Oliva Marín, dijo que para resolver los problemas de Iztacalco hay que dejar entrar a dios en el corazón y entregarle las llaves de la alcaldía para gobernar “porque lo que es imposible para el hombre es posible para Dios y yo le voy a rendir cuentas a él”, dijo a grito abierto la aspirante.



Menos espirituales, los otros abanderados comenzaron a lanzar los dardos que tenían preparados contra sus adversarios, con cartulinas incluidas que exhibían su pasado manchado por desaciertos e incongruencias terrenales.



El primero en despotricar fue Armando Quintero, de PT-Morena, quien dijo que busca reelegirse para reconstruir las ruinas que dejaron las administraciones perredistas de Fabiola Bautista, Daniel Ordóñez y Elizabeth Mateos.



Pero la respuesta no vino directamente de los aludidos, sino del independiente Raúl Moreno, quien acusó a Quintero de ser de la misma familia de pillos de Elizabeth Mateos y compañía.



Ordóñez traía un discurso que repitió a lo largo de la hora y media de debate, pues reiteró una y otra vez la necesidad de sacar a Armando Quintero del gobierno de la alcaldía, por mentiroso y corrupto.



La réplica de Quintero vino casi de inmediato, pues acusó que durante el sexenio anterior de Miguel Ángel Mancera hubo una baja de 10 mil policías y Ordoñez “se quedó calladito como momia” porque de esos uniformados Iztacalco perdió 300.



“Daniel, no seas ignorante...Daniel ponte a leer”, fueron las frases con la que Quintero fustigó a su adversario.



Pero con tono de desprecio, el de Morena también se refirió a Fabiola Bautista, pues le dijo que ella solo sabe repartir tinacos, despensas y tazas de baño. “No sabes nada de salud ni hacer nada por la salud”, le dijo el alcalde con licencia a la abanderada del PRI-PRD.



La acusó de no tener dignidad y evitar que su cuñada Elizabeth Mateos la utilizara políticamente desde 2018.



Fabiola Bautista mostró una constancia del Registro Civil para demostrar que no está casada y que no es cuñada de la ex delegada perredista Elizabeth Mateos, por lo que acusó de infamias los dichos de Quintero.



Bautista agregó que Armando Quintero es un violentador de mujeres y de ello ya hay denuncias.



La abandera recordó que justo el Instituto Electoral capitalino inició un proceso sancionador en contra del de Morena por violencia política de género contra ella y pidió a la autoridad electoral que tome las declaraciones vertidas por Quintero en este debate como pruebas de la agresiones en su contra.



En ese argumento de violentador hacia Quintero se sumó la candidata de Fuerza por México, Clotilde Moreno, quien acusó al alcalde con licencia de ser un misógino que no respeta a las mujeres.



Como espectador de un partido de tenis, Omar Gastón Gutiérrez, del PES, al final lanzó su dardo en contra de Quintero y Ordóñez, pues dijo que ambos deberían irse de una alcaldía que han depredado por 23 años.



Etiquetas: Noticias