| 

Política

Dan vida por un año más a la PGJ, fuera del plazo constitucional. Pospondrán otras leyes como la de DH

Ciudad de México.-La Comisión de Administración y Procuración de Justicia del Congreso capitalino aprobó hoy el dictamen por el que se crea una Ley de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad, que de origen era solamente una iniciativa de ley de transición. Con esta normatividad los diputados validan el aplazamiento e incumplimiento de términos que les impone la Constitución capitalina para desaparecer la Procuraduría del DF y nombrar a un nuevo Fiscal.

Pero además, los diputados locales han considerado reformar la norma máxima local en sus artículos transitorios para posponer también la creación de leyes secundarias y reglamentarias de la Constitución local cuyo plazo tienen encima, como la Ley Constitucional de Derechos Humanos que deberá entrar en vigor el próximo 1 de febrero. Los tiempos no alcanzan para aprobarla.

Sobre la nueva Ley de la Fiscalía General, los legisladores avalaron por unanimidad el dictamen con el cual se define la estructura de la nueva dependencia, la cual surgirá en sustitución de la Procuraduría General de Justicia. Además, esa nueva ley define los requisitos y procedimientos para designar el Fiscal General, así como el funcionamiento de la Comisión Técnica de Transición de la Procuraduría a la Fiscalía.

De ese dictamen destaca que su denominación original era la de Ley de Transición. Su presentación estuvo a cargo del diputado de Morena Ricardo Ruiz el pasado 15 de noviembre, sin embargo, hoy los legisladores la avalaron con la categoría de Ley de la Fiscalía General.

La nueva normatividad contempla la ampliación de plazos establecidos en la Constitución de la Ciudad para poner en marcha la Fiscalía definidos originalmente en mayo de 2019, a pesar de que la norma máxima no ha sido reformada en sus artículos transitorios y de que una ley secundaria no puede estar por encima de la Carta Magna de la Ciudad.

Así, se señala que esta ley transitoria entrará en vigor el 1 de enero de 2019, pero sus elementos sustanciales como las atribuciones, fines, principios y estructura de la nueva Fiscalía serán aplicables a partir del 5 de diciembre de 2019.

Lo anterior, a decir del diputado de Morena y presidente de la Comisión de Justicia del Congreso local, Eduardo Santillán, tiene como propósito generar las condiciones para lograr la adecuada transición de la Procuraduría a la Fiscalía.

Se establece que la Ley Orgánica de la Procuraduría quedará abrogada hasta el 5 de diciembre de 2019. En tanto no entre en funciones la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México continuará la vigencia de la Ley Orgánica de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal, su Reglamento y las demás disposiciones jurídicas emanadas de dichos instrumentos.

También se señala que la Comisión Técnica de Transición presentará al Congreso de la Ciudad de México el Plan de Transición de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México a la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México en el mes de septiembre de 2019, a efecto de que el Congreso de la Ciudad de México lleve a cabo los ajustes normativos necesarios para el proceso de transición.

Tampoco crean el CJC

En entrevista, luego la reunión de comisiones en donde se aprobó ese dictamen, Eduardo Santillán reconoció que será necesario modificar distintos plazos constitucionales, como los que se imponen para aprobar la creación del Consejo Judicial Ciudadano, que en teoría deberá estar conformado a más tardar el próximo 31 de diciembre.

Sin embargo, los legisladores no han avanzado en el procedimiento para crear el Consejo. Por lo anterior, Santillán dio a conocer que presentará el próximo martes una iniciativa de reforma a la norma máxima local en sus artículos transitorios a fin de que el Consejo pueda integrarse entre julio y agosto del próximo año, y a partir de ese momento trabaje en una de sus tareas principales que es proponer la terna de candidatos a ocupar la Fiscalía General.

“El Consejo tiene entre sus facultades la integración de la terna del Fiscal. Considerando que es un cargo honorífico, lo que queremos es que el Consejo sea un órgano transitorio. No tiene caso, si vamos a nombrar hasta diciembre del próximo año (al Fiscal), nombrar ahora a un Consejo que no van a tener nada qué hacer durante siete meses”, dijo Santillán.

Posponer otras leyes

Durante la entrevista, se le preguntó sobre los plazos que también estar por cumplirse para que el Congreso de la Ciudad apruebe la Ley Constitucional de Derechos Humanos, la cual debe entrar en vigor el 1 de febrero de 2019, según los artículos transitorios de la norma máxima local.

Lo que hay de avance en ese proceso es la presentación de dos iniciativas, una por parte de la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad, Nashieli Ramírez, y otra por parte del diputado de Morena Temístocles Villanueva a nombre legisladores de distintas bancadas. Ninguna de las dos se encuentra en proceso de dictaminación.

“Se está haciendo un replanteamiento en los términos de aplicación de la Constitución. Prácticamente la próxima semana o antes de que concluya el periodo de sesiones se hará un planteamiento de todos los ajustes en plazos que debe tener la Constitución. No queremos legislar al vapor o agarrar leyes y cambiarlas de nombre”, dijo Santillán.

Argumentó que la Constitución no se puede implementar en tres meses y menos ordenamientos jurídicos tan complejos como la Ley Constitucional de Derechos Humanos.

“Lo que hay, desde mi punto de vista, es que la implementación de la Constitución implica por lo menos un año. Entonces, cada ley tendrá una serie de ajustes. Algunas podrán implementarse de manera inmediata, otras en tres, otras en seis meses, otras en un año.

“La ley de Derechos Humanos es muy compleja, es transversal y evidentemente requiere más tiempo. Una constitución requiere por lo menos un año para la implementación”, insistió el diputado de Morena.



Etiquetas

COMENTARIOS

MÁS Política