| 
Instituto Electoral de la Ciudad de México

Política

Crece poder de grupos delictivos en cárceles locales, acepta subsecretario del Sistema Penitenciario



Ciudad de México.-En una mesa de trabajo ante diputados locales, a donde acudió para hablar sobre la fuga de tres internos del Reclusorio Sur –entre ellos el operador financiero del cártel de Sinaloa, Víctor Manuel Félix Beltrán--, el subsecretario del Sistema Penitenciario capitalino Hazael Ruiz describió un oscuro panorama sobre la situación de las cárceles en la Ciudad. Aceptó la gran corrupción que permitió la evasión de esos internos, la escasez de recursos y el creciente poder de grupos delictivos en los penales locales.



“Los centros penitenciarios de la Ciudad son centros de mediana seguridad y no cuentan con la infraestructura física para el internamiento de personas con alto riesgo institucional, así como de manera estructural las complejas condiciones y problemática existente en materia de seguridad entre las cuales destaca el creciente poder de grupos delictivos, la carencia de infraestructura, tecnología y personal”, expuso Ruiz.



Pero ante ese escenario, el funcionario local se dedicó a endosar responsabilidades a diferentes actores y circunstancias que han llevado a esta situación dentro de las cárceles capitalinas.



Así, por ejemplo, reconoció que en su momento enfrentó una llamada de atención porque desde un teléfono celular dentro de uno de los penales de esta Ciudad –no precisó cuál—, se realizaron 7 mil llamadas telefónicas.



Acusó a la empresa que brindó el servicio, de no haber bloqueado el número de celular. “Quien pudo cortar las llamadas no lo hizo a la llamada 15 y dejó hacer las 7 mil llamadas”, argumentó el subsecretario.



Un tema que generó sorpresa y luego críticas de parte de diputados de oposición fue cuando Hazael Ruiz aseguró que en el Sistema Penitenciario local desconocen quiénes son los internos del fuero federal y de alto perfil de peligrosidad que llegan a las cárceles locales.



“No hay retroalimentación de inteligencia”, lamentó el funcionario, al agregar que a ellos solo se les informa por qué delitos están privados de su libertad los imputados y, en referencia a casos como el de Víctor Manuel Félix Beltrán, expuso que saben del perfil de los internos a través de los medios de comunicación.



Pero el diputado del PAN, Federico Döring, fustigó a Hazael Ruiz sobre ese dicho, pues el legislador señaló una contradicción del funcionario.



El legislador panista le recordó al sub secretario que minutos antes, en su primera intervención, Hazael Ruiz habló de 99 internos del fuero federal (dos mujeres y 97 hombres) de alto perfil de peligrosidad social que están en las cárceles locales y para los cuales se ha pedido su traslado a penales federales.



Döring le dijo que si no sabe quiénes son los reos federales peligrosos, cómo es que los tiene hasta contabilizados.



El legislador panista fue particularmente incisivo en sus cuestionamientos, sobre todo porque el nivel de responsabilidad de las personas vinculadas a la fuga de los tres reos del Reclusorio Sur no ha llegado a los niveles más altos.



Para Döring, los 11 custodios vinculados a proceso por facilitar la fuga de esos internos son solo chivos expiatorios. Lamentó y cuestionó que entre ellos no esté el que fuera director del Reclusorio Sur, Tonatiuh Zamora, a quien no le ha fincado hasta el momento ninguna responsabilidad y lo único que ha pasado con él es que se le pidió la renuncia.



El diputado del PAN le recriminó al subsecretario que acudiera al Congreso de la Ciudad a plantear una solución legislativa a temas como la extorsión telefónica que se comete desde las cárceles capitalinas, pero sin que haya consignaciones de personal de alto nivel del Sistema Penitenciario por la fuga de reos.



Se refería a una propuesta hecha por mismo Hazael Ruiz, para crear un registro de voz de cada uno de los 24 mil 800 reos, como parte de los datos biométricos de los internos.



El funcionario expuso que este plan se encuentra ya muy avanzado, pues se cuenta con los equipos y las cabinas especiales para grabar la voz de los presos, empezando por aquellos acusados de extorsión y privación ilegal de la libertad.



Lo que falta, agregó Ruiz, es el andamiaje legal para poner en marcha ese proyecto el cual, dijo, no resulta violatorio de derechos de los internos.



En la mesa de trabajo, el subsecretario del Sistema Penitenciario expuso algunas de las carencias que se enfrentan a diario en las cárceles y que se ejemplifican por el número de custodios.



Dijo que en el Reclusorio Oriente hay 110 custodios al día, para una población de 8 mil 355 internos, lo cual representa una proporción de 75 reos por elemento de seguridad, pero la cantidad de custodios baja si se toma en cuenta que algunos faltan por vacaciones o porque deben cubrir diligencias a juzgados u hospitales, lo que deja el promedio a 70 guardias.



Agregó que es necesario incrementar la cantidad de custodios con la contratación de 900 elementos más en todo el Sistema Penitenciario, como mínimo, para alcanzar una cantidad de 4 mil 55 guardias.

Etiquetas

Contenido Relacionado

COMENTARIOS

MÁS Política

Facebook
Twitter
WhatsApp