| 

Sustentabilidad

Creará gobierno de Sheinbaum aplicación para taxistas tradicionales. Nunca prometió sacar a Uber, dice



Ciudad de México.-Para atemperar las protestas de taxistas que acusan la competencia desleal de aplicaciones telefónicas, la jefa de Gobierno reveló que su administración trabaja en la generación de una aplicación propia a la cual se puedan adherir de forma voluntaria taxis tradicionales y a través de ésta puedan brindar el servicio de transporte de pasajeros.



“La idea es que haya una aplicación del gobierno de la Ciudad, pero que no fuera obligatoria (…) el pago sería mediante tarjeta y lo platicaríamos con los taxistas, porque aquí no vamos a imponer nada. Buscamos facilidades para acabar con la corrupción”, dijo Sheinbaum.



Para el uso de esa aplicación que diseña la Agencia Digital de Innovación Pública (ADIP) también se llegaría a un acuerdo con los taxistas, para definir la tarifa a cobrar por parte de aquellos transportistas que quieran utilizarla.



En entrevista, luego de presentar el Plan de Reducción de Emisiones del Sector Movilidad de la CDMX, la jefa de Gobierno rechazó que su administración haya quedado rebasada por las múltiples protestas de taxistas que afectaron el tráfico en distintos puntos de la Ciudad.



“No, para nada. De hecho, la mesa de trabajo con los taxistas de la Ciudad de México sigue presente; lo que pasa es que se movilizaron hoy a nivel nacional y hay cosas que sobrepasan a la Ciudad, que tienen que ver con el Estado de México y las entidades”, respondió.





Así, dijo que al tratarse de un tema nacional, la Secretaría de Gobernación abrió una mesa de trabajo con los dirigentes de transportistas, en la cual también participa la administración local a través de las secretarías de Gobierno y Movilidad.



Sheinbaum insistió en que ante los bloqueos y manifestaciones, su gobierno no iba a caer en provocaciones y aclaró que un video donde taxistas golpean a un operador de Uber no es un material reciente, “aunque de todas maneras lo vamos a revisar”, dijo la jefa de Gobierno.



Cuando concluyó ese evento, que se realizó en el Museo de la Ciudad de México, la jefa de Gobierno enfrentó la protesta de un taxista que por casualidad se encontró a la mandataria en el momento que ella subía a su vehículo.



Desde su taxi, el chofer increpó entre gritos a la mandataria sobre el alto costo de la gasolina, los trámites vehiculares engorrosos y la competencia desleal de los servicios por aplicaciones telefónicas que han afectado a estos operadores del volante, quienes deben cubrir jornadas laborales de más de 16 horas.



En respuesta y ya desde su auto, Sheinbaum le reviró al taxista: “Yo nunca prometí que se iba a ir Uber, jamás lo prometí”.

Etiquetas Noticias

Contenido Relacionado

COMENTARIOS

MÁS Sustentabilidad