Coparmex pide al Gobierno nuevo Pacto Fiscal



Ciudad de México.- La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) a través de un comunicado pidió al Gobierno de México llevar a cabo una Convención Nacional Hacendaria para revisar –y actualizar- el Pacto Fiscal de 1978.



La Confederación calificó como “catastrófico” para la economía mexicana un escenario donde estados como Jalisco, Coahuila, Tamaulipas y Nuevo León salgan del Pacto Fiscal, pues en las últimas semanas –y derivado de la crisis sanitaria- ha existido tensión entre los gobiernos federal y estatales por las demandas de estos últimos respecto al presupuesto para atender a sus poblaciones.



Consideró que en México debe ocurrir una revisión de inmediato puesto que los mandatarios estatales argumentan que "el actual mecanismo de distribución de participaciones no es justo ni equitativo” y que es preferible un acuerdo con respecto al destino de los impuestos y que no se asignen a obras como Santa Lucía o Dos Bocas.



“Coparmex considera que la importancia del Pacto Fiscal es innegable dado que fortalece la colaboración entre los tres niveles de gobierno e impulsa mecanismos de rendición de cuentas, transparencia, gobierno abierto y por ende, mayor estabilidad en las finanzas públicas”



TE PUEDE INTERESAR: La SEP, al rescate de Salinas Pliego: le adjudica un contrato de 969 mdp



Según la Coparmex, dicha convención se debe enfocar en alcanzar acuerdo en cuatro ejes relevantes, entre ellos:



1. Determinar una nueva fórmula de egreso mejorando el reparto del gasto federalizado con nuevos criterios de distribución.



2. Promover la recaudación fiscal, considerando las condiciones particulares de estado a estado. Cualquier reforma de Coordinación Fiscal debe ser, entonces, asimétrica y solidaria.



3. Una nueva legislación fiscal enfocada a elevar los ingresos de la recaudación mediante el incremento a la base de contribuyentes.



4. Introducir mejores mecanismos para fiscalizar los recursos subnacionales; controles para asignar, monitorear, vigilar y transparentar la aplicación de recursos estatales.