Consejos para mejorar la salud mental en la epidemia del Coronavirus



Ciudad de México.- El académico de la UNAM Ricardo Trujillo explicó durante su participación en TV UNAM que, ante contingencias como la que se vive hoy día a causa de Covid-19, es normal sentir miedo, incertidumbre e, incluso, sufrir insomnio, pero en exceso puede significar pánico colectivo; por ello, apuntó que la salud mental es tan importante como la salud física.



Recomendó que es necesario cuidar la salud mental como se procura la física, además de que refirió que las crisis preparan para enfrentar cada vez mejor eventos similares.



El catedrático de la Facultad de Psicología dijo que la peor pandemia no se trata del coronavirus, sino la ocasionada por el miedo, pues el pánico se puede propagar a otros grupos y ser irracional -por lo que la toma de decisiones se convierte en una tarea cada vez más difícil-.



TE PUEDE INTERESAR: 30 millones de estudiantes mexicanos reanudan las clases a distancia en todo el país: SEP



En el programa “La UNAM responde”, Trujillo puntualizó que en algunos medios de comunicación se trata al miedo como algo negativo, sin embargo, es un mecanismo que avisa al cuerpo que estamos en peligro para así poder prepararnos, generar compromiso social y tomar decisiones responsables en conjunto.



“Las crisis no deben ser evitables, pues el bienestar no necesariamente es el mejor de los escenarios, ni el confort el estado óptimo del ser humano, que es resiliente frente a las dificultades. Debemos entender que no habrá un momento de equilibro y bienestar sin desafíos y retos, que nos preparan para enfrentar cada vez mejor ciertos eventos”, detalló.



De igual forma, recordó a los espectadores de TV UNAM que la Facultad de la Psicología atiende a la comunidad universitaria a través del Programa de Atención Psicológica a Distancia en el número 5025-0855; servicio que no se trata de una terapia, sino que es una ayuda a regresar al autocontrol, “se diagnostica el caso y se hace una remisión si se requiere”.



Recomendaciones



El universitario recomendó hablar, y no sólo con otras personas, también con uno mismo pues eso permite posicionamientos en otros niveles de reflexión; también, señaló la importancia de quitarse etiquetas como “estoy deprimido, ansioso o tengo un trastorno excesivo compulsivo”, también dejar de pensar en la inconformidad de quedarse en casa, “en lo que se debe pensar y ocupar es en asuntos que deberían ser verdaderas inconformidades, como el desempleo, la inseguridad social o la falta de apoyos sociales”.



Por último, exhortó a buscar apoyo en comunidad, con familia, amigos y vecinos para tomar decisiones responsables; mantenerse informado y limitar la información obtenida en redes sociales.