Congreso local se prepara para nombrar a Pablo Benlliure como director del Instituto de Planeación



Ciudad de México.-En el Congreso capitalino se concreta la tan perfilada designación de Pablo Benlliure Bilbao como el primer director del nuevo y estratégico Instituto de Planeación de la CDMX.



Hoy en su cuenta de Twitter, el diputado local del PRD Jorge Gaviño, reveló que el proyecto de dictamen generado en la Comisión de Normatividad del órgano legislativo establece que Benlliure es el mejor calificado para ocupar ese cargo, de entre una terna conformada también por Pedro Santiago Antón y Armando Rosales García.



En el documento revelado por Gaviño se detalla que Benlliure obtuvo de parte de los legisladores una votación de 299 puntos, contra 287 de Antón y 286 de Rosales.



“Las personas que integran esta Comisión, y computados los valores de todas las cédulas de evaluación, verifican que el C. Pablo Tomás Benlliure Bilbao es el integrante de la terna con el mayor puntaje”, se lee en el documento que difundió Gaviño.



En su misma red social, Gaviño acusó que el proyecto de dictamen se dio sin discusión, análisis, ni estudio previo, calificándose del 1 al 10 probidad y solvencia académica y profesional en las materias relacionadas con la Planeación del Desarrollo. "¡Una burla!", acusó el perredista.



Desde hace dos años, el mismo legislador perredista, así como integrantes de las organizaciones Suma Urbana y Ruta Cívica, acusaron que todo el andamiaje legal, como la Ley de Planeación y la Ley Orgánica del Instituto, se diseñaron para favorecer un nombramiento ad hoc a los intereses del gobierno de Claudia Sheinbaum y de desarrolladores inmobiliarios.



Incluso señalaron que en la construcción de esos proyectos de Ley participó en su momento el mismo Benlliure, en su calidad de director de Planeación de la Seduvi, cargo que todavía ostenta.



Las organizaciones no gubernamentales han criticado la cercanía de Benlliure con Desarrolladores Inmobiliarios y con vivienderos. Temen así que el nuevo director del Instituto de Planeación llegue al cargo para favorecer esos intereses, pues desde el nuevo organismo se tomarán decisiones preponderantes para la conformación del Plan General de Desarrollo y el Programa de Ordenamiento Territorial, con alcance a 20 y 15 años, respectivamente.