Condiciona GobCDMX recuperación financiera a factores como tener vacuna contra el Covid. Escenario laboral incierto

Alberto Cuenca Reportero en Capital CDMX

Ciudad de México.-El escenario laboral en la capital del país para el próximo año se aprecia muy incierto y junto con otras proyecciones económicas está condicionado al comportamiento del Covid-19, al surgimiento de rebrotes y a la aplicación de una vacuna, reconocen autoridades capitalinas.

Hoy en videoconferencia de prensa, la jefa de gobierno Claudia Sheinbaum destacó que en octubre pasado se generaron 39 mil  902 empleos en la CDMX y, según la Secretaría de Administración y Finanzas, con este resultado octubre fue el primer mes que registró un comportamiento positivo en el mercado laboral, después de siete meses consecutivos de pérdidas de puestos de trabajo asegurado.

Pero la recuperación de fuentes labores se aprecia marginal si se compara con la pérdida general de empleos asegurados a lo largo del año. Según el IMSS, de enero a octubre se perdieron 243 mil 94 empleos, lo cual representa una caída de 6.9 respecto al mismo periodo de 2019.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) del tercer trimestre de 2020, la Ciudad de México presenta una tasa de ocupación de 92 por ciento, 3.2 por ciento menor que el mismo trimestre del año anterior.

Según esa fuente, la Ciudad tiene una tasa de desocupación de 8 por ciento con una población ocupada de 3.4 millones de personas, de las cuales, 71.3 por ciento son asalariadas, 19.4 por ciento trabajan por cuenta propia, 3.8 por ciento son empleadoras y 5.5 por ciento están clasificadas como sin pago y otros.

Esta información forma parte del panorama económico que el gobierno de la Ciudad incluyó en la propuesta de paquete económico para el 2021 y que ayer entregó al Congreso capitalino para su aprobación.

En el documento se reconoce que “si bien las cifras de empleo empiezan a dar señales de recuperación, los efectos de la pandemia en el mercado laboral pueden convertirse en una limitante al crecimiento económico de la Ciudad, ya que tiene el potencial de incidir sobre los indicadores del consumo privado y del gasto, lo cual restaría dinamismo al flujo económico. En particular, los ingresos de la Ciudad podrían verse afectados, dada la importancia de la participación del Impuesto Sobre Nóminas”, se lee.

Según la iniciativa de la Ley de Ingresos para el próximo año, se calcula que en el 2021 la recaudación del Impuesto Sobre Nómina será de 26 mil 758.3 millones, lo cual representa una reducción de 174 millones respecto a lo obtenido en este 2020.

La reducción no es mucha, pero en el mismo paquete económico la administración de Claudia Sheinbaum reconoce diversos riesgos que pudieran afectar el cumplimiento de las proyecciones de ingresos propuestas para el ejercicio fiscal 2021.

Entre esos riesgos se encuentra la incertidumbre asociada a los plazos para la contención de la propagación del COVID-19 y el posible surgimiento de rebrotes; así como el  tiempo necesario para la producción y distribución de la vacuna contra el virus SARS-CoV2.

En el gobierno de la Ciudad también identifican como riesgos una recuperación económica que avance a un menor ritmo del previsto y sus posibles consecuencias sobre el empleo, el consumo interno, la inversión extranjera y los ingresos de los contribuyentes; el comportamiento de los precios domésticos e internacionales de las gasolinas; las posibles fluctuaciones extraordinarias en la tasa de interés, inflación y tipo de cambio; un impacto negativo en la Recaudación Federal Participable y los Ingresos Propios, motivado por un escenario de desaceleración económica a nivel global; además de modificaciones en el marco normativo local y nacional con impacto en los Ingresos de la Ciudad.

Dentro del análisis  económico y financiero que se incluyó en el paquete económico, también se advierte que el sector turístico y los servicios de esparcimiento se encuentran entre las actividades económicas más afectadas por los efectos del confinamiento y las restricciones de viajes internacionales hacia la Capital del país.

La derrama económica de turistas hospedados en hoteles de la Ciudad, durante el periodo de enero-julio, presentó una reducción de 62.2 por ciento con respecto al mismo periodo de 2019. Tomando en cuenta únicamente el mes de julio, la derrama generada por turistas nacionales e internacionales disminuyó en una proporción similar, de 90.5 y 86.6 por ciento, respectivamente

En línea con lo anterior, de acuerdo con el Reporte de Economías Regionales del Banco de México (Banxico), los directivos empresariales esperaban una reactivación en la demanda por la reapertura; sin embargo, señalaron que ésta se mantuvo muy baja. De acuerdo con este reporte, se tiene la expectativa de una recuperación gradual de los viajes de negocios ante la reactivación progresiva de las actividades económicas.

No obstante, el contexto descrito, la Secretaría de Administración y Finanzas destacó que además de la recuperación del empleo, diversos indicadores presentan signos alentadores para el entorno económico de la Ciudad, tal es el caso de la inflación que se mantiene estable.

Los precios al productor, de acuerdo con el Índice de Precios al Productor del sector terciario, se situaron en torno a 2.8 por ciento en promedio durante el tercer trimestre del año. En julio, los ingresos reales por suministro de bienes y servicios al por menor crecieron 2.8 por ciento, y los ingresos al por mayor aumentaron 11.5 por ciento; lo que revela una incipiente recuperación del subsector en la Ciudad.

Síguenos en Google News

¡Suscríbete!
Obtén los beneficios especiales que tenemos para ti.