Concreta Morena cambios de uso en Nuevo Polanco y denosta oposición vecinal. Sheinbaum respalda modificaciones



Ciudad de México.-A pesar de existir una evidente oposición vecinal, la bancada de Morena junto con diputados del PT, PES, PVEM y PRD, aprobó en comisiones del Congreso local cinco cambios de uso de suelo en igual número de predios de las colonias Granadas, Anzures y Ampliación Granadas, alcaldía Miguel Hidalgo, para permitir a desarrolladores inmobiliarios la construcción de hoteles. La jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum respaldó esas modificaciones, al asegurar que tendrán un impacto urbano menor.



Tanto la mandataria como los legisladores de Morena cuestionaron la negativa de los vecinos a estos cambios de uso de suelo.



“Me llama la atención, no sé qué vecinos sean, porque hubo un trabajo muy importante de la Seduvi, de Medio Ambiente y de la propia alcaldía para consultar a los vecinos”, dijo la titular del Ejecutivo local al asegurar que sí hubo una consulta y refutando así el argumento de los colonos, quienes acusaron que no fueron tomados en cuenta.



Durante la aprobación de los dictámenes en comisiones y por parte de la bancada de Morena las expresiones hacia el rechazo vecinal fueron más duras. La legisladora por Venustiano Carranza, Guadalupe Morales, consideró que atrás de la negativa vecinal para hacer estos cambios de uso de suelo hay un sesgo político-electoral.



Expuso que ayer por la noche se celebró una reunión virtual de diputados con los que dijo “llamados vecinos”, pero nunca aclararon cómo y quién los convocó a ese encuentro, pero Morales dijo que después de escuchar hoy el discurso de la diputada del PAN, Gabriela Salido, le quedaba claro quién está detrás de ese rechazo.



Morales lamentó que los vecinos ahora sí se sorprendan del desorden inmobiliario, pero de forma severa dijo que ese desorden inició cuando muchos compraron departamentos en esa zona y había gobiernos de otros partidos tanto en la delegación Miguel Hidalgo como en la administración central.



Los cambios de uso de suelo aprobados hoy son en los predios de avenida Ejército Nacional 843, correspondiente a la Fase II de Antara, de Grupo Sordo Madaleno; en Ejército Nacional 769, donde se desarrolla el proyecto Miyana, de Grupo Gigante; Río San Joaquín 498, para levantar el Cuadrante Neuchatel, de Grupo Mira; Melchor Ocampo 323, para un City Express y Moliere 515, para un nuevo hotel desarrollado por Eli Sitt.



Además de señalar que no hubo consulta, los vecinos han señalado en redes sociales y en comunicados de prensa que los nuevos hoteles acentuarán el desorden inmobiliarios de la zona, la ya de por sí saturada red de servicios hidráulicos y de movilidad, entre otros, además de que sin explicación alguna se canceló el análisis y discusión del Programa Parcial Granadas.



También criticaron que indebidamente el secretario de Turismo de la Ciudad, Carlos Mackinlay, asesoró y cabildeo con representantes de las empresas inmobiliarias la presentación de las supuestas iniciativas ciudadanas que derivaron en estos cambios de uso de suelo



Pero hoy en videoconferencia, la jefa de gobierno defendió las modificaciones. Además de decir que el impacto de los cambios de uso de suelo serán menores y de desconocer a los vecinos inconformes, insistió en que sí hubo una consulta y planteó que tanto la alcaldía Miguel Hidalgo, como las secretarías de Desarrollo Urbano y de Medio Ambiente muestren las pruebas de que sí hubo diálogo con diversos grupos de vecinos.



Se dijo abierta al diálogo con los colonos opositores, para ver quiénes son y por qué no participaron en su momento en los encuentros con autoridades.



Durante la discusión en el Congreso de la Ciudad de los dictámenes, la diputada del PAN Gabriela Salido, reveló que la opinión presentada por la alcaldía Miguel Hidalgo no debía ser tomada en cuenta pues no cumplía con los requisitos en la Ley de Desarrollo Urbano, donde se marca que el documento debía llevar la firma del alcalde Víctor Hugo Romo, lo que no ocurrió. Incluso planteó que eso es causa suficiente para fincar responsabilidades administrativas contra Romo.



Salido también planteó que se retiraran los dictámenes del orden del día, a fin de generar mayores espacios de discusión con los habitantes de Nuevo Polanco. Aunque la panista encontró respaldo en la diputada de Morena Leticia Estrada, la morenista terminó votando a favor de los cambios de uso de suelo, los cuales se aprobaron con 14 votos a favor y uno en contra.



Durante la discusión, el morenista Carlos Castillo rechazó que esta votación fuera un albazo. Reveló que el año pasado y desde antes de la pandemia varios legisladores, entre ellos Gabriela Salido, se reunieron en la oficina del secretario de Turismo para conocer los proyectos inmobiliarios y los cambios de uso de suelo.



--Cuando se nos presentaron los proyectos no te opusiste--, le recriminó Castillo a la panista Salido.



--¡Claro que sí. Me opuse!--, replicó de inmediato ella.



El presidente de la Comisión de Desarrollo e Infraestructura Urbana, el diputado del PES Fernando Aboitiz, intervino casi al final de la discusión para reconocer que la opinión de la alcaldía sobre los dictámenes efectivamente no tiene valor, como lo señaló la panista Salido.



Pero argumentó una serie de razones para aprobar los cambios de uso de suelo. Entre ellos dijo que existe un crecimiento desmedido de las plataformas de hospedaje como Airbnb en esa zona de Las Granadas.



Son 53 por ciento de las ocupaciones de los departamentos de la zona, dijo, al agregar que la llegada de personas que no son vecinos del lugar sí ha generado una presión en ese territorio, con un incremento en las rentas y la gentrificación. Incluso habló de que esos fenómenos podrían generar delincuencia organizada y trata de personas.



En cambio, aseguró, las modificaciones de uso de suelo abren la oportunidad de generar más empleo, lo que hoy no sucede con los hospedajes por aplicación.