Concluye demolición de niveles excedentes en edificio de La Condesa



Ciudad de México.-La Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial (PAOT) realizó un Reconocimiento de Hechos para constatar que el desarrollador del inmueble ubicado en Baja California 370, colonia Hipódromo Condesa, ha concluido la demolición de los niveles excedentes construidos de manera ilegal, con lo que se da cumplimiento a un convenio firmado por el constructor con la PAOT.



El personal de la Procuraduría cuantificó un total de ocho niveles –planta baja y siete pisos sobre la banqueta-, que es una altura que se apega a la zonificación permitida para el predio.



En la azotea se constató la presencia de un elemento construido a base de estructura de acero (columnas y vigas) de aproximadamente 12metros. Dicha estructura se trata del sobre paso de las escaleras y el elevador, pero lo cual no cuenta como nivel, de acuerdo con la Norma General de Ordenación número 8.



Los trabajos de demolición iniciaron en agosto pasado, posterior a la firma de un convenio entre la inmobiliaria Guetto Arquitectos y la PAOT, para retirar 23 metros de altura que excedió el inmueble, pese a que de conformidad con el Programa Parcial de Desarrollo Urbano “Hipódromo”, al predio sólo le corresponden 24 metros máximos de altura, es decir, rebasó por siete pisos la altura permitida.



“Ya lo hemos señalado, aunque significó varios años de litigio, este caso marca un precedente muy importante y contundente para los desarrolladores inmobiliarios de que no se volverán a tolerar este tipo de prácticas que violan los derechos de la población y dañan a la ciudad”, afirmó la titular de PAOT, Mariana Boy Tamborrell.



Desde abril de 2017 una resolución administrativa de la PAOT dejó constancia de las violaciones en las que incurrió el proyecto inmobiliario —entre ellas rebasar la altura máxima permitida— por lo que el Instituto de Verificación Administrativa clausuró la obra y multó al desarrollador y pese a ello, los trabajos constructivos continuaron.



No obstante, como resultado de las acciones de litigio estratégico emprendidas por la PAOT fue posible que se judicializara penalmente el caso.



Es importante señalar que los trabajos de demolición se ajustaron al calendario propuesto y que el costo de la demolición fue cubierto en su totalidad por el desarrollador.