Con dificultades México figura entre los mejores atletas



Ciudad de México.- El tema central de la apertura de los Juegos Olímpicos de Río 2016 fue la unión entre las naciones y las razas, sin importar sus diferencias o desacuerdos para celebrar el magno encuentro deportivo.



Sin embargo, una de las distinciones a las que se ha enfrentado la delegación mexicana frente a las de otros países, es el apoyo y seguimiento que dan las autoridades deportivas a cada atleta, ya que a lo largo de las contiendas hemos visto a los connacionales figurar entre primeros lugares, sin alcanzar alguna medalla.



De acuerdo a las declaraciones de la arquera Aída Román, las diferencias entre el Comite Olímpico Mexicano y la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte han colocado a los atletas en medio de sus altercados.



Afirmó que la inexperiencia del titular de la Conade, Alfredo Castillo, ha traído también consigo un apoyo “a cuenta gotas”.



Este sábado, los competidores Bredni Roque, de levantamiento de pesas, y el boxeador Elías Emigdio se enfrentaron a problemas con su vestimenta oficial.



Al respecto, Román dijo: “Hay mucha gente debatiendo sobre nuestra actuación que no fue muy buena, pero tampoco la gente que nos ha criticado ha visto lo que ha pasado detrás”.

México se cuela entre los mejores



La jornada de hoy comenzó con el maratón femenil, en donde las mexicanas Madaí Pérez y Margarita Hernández lograron concluir en las posiciones 32 y 48, respectivamente.



Esto frente al poder de las africanas, quienes se han convertido en una potencia en la disciplina.



Mientras que las competidoras de nado sincronizado Karem Achach y Nuria Diosdado presentaron su rutina libre, con la que consiguieron pasar a la siguiente ronda en el lugar 11, al superar a naciones donde este deporte es ya tradicional; aunque lejos de las rusas quienes cuentan con la tradición del ballet de su nación, lo cual les valió para colocarse en la primera posición.



Los varones no se quedaron atrás, ya que el ciclista de pista, Ignacio Prado concluyó la prueba en el lugar 16, luego de tres pruebas. Sumado a Édgar Rivera, quien consiguió elevaciones por encima de los 2 metros con 17 centímetros en las pruebas de salto de altura.



Así, luego de las dificultades a las que se ha enfrentado la delegación nacional, los mexicanos siguen a la espera de traer al país aunque sea la llamada “medalla de la honra”, o bien de buscar que se transparenten los apoyos recibidos por los deportistas.