Comparece Godoy para ser Fiscal. Dos integrantes del CJC renuncian por injerencias indebidas



Ciudad de México.-El inicio de las entrevistas a las y los candidatos que buscan ocupar el cargo de Fiscal de Justicia de la Ciudad se vio empañado esta tarde por la renuncia de dos integrantes del Consejo Judicial Ciudadano (CJC), quienes acusaron injerencias indebidas en el proceso que realiza dicho organismo para la elección de quien ocupará ese puesto público.



Fue el diputado local del PRD, Jorge Gaviño, quien a través de su cuenta de Twitter dio a conocer la renuncia de las consejeras Gabriela Delgado Ballesteros y Alicia Elena Pérez Duarte.



Las dos integrantes del CJC acusaron en una misiva dirigida hoy a los diputados de la Mesa Directiva del Congreso de la Ciudad que desde el día en el cual enviaron la convocatoria para la inscripción de interesados a ocupar el cargo de Fiscal "se hicieron presentes las injerencias inaceptables pues recibimos una ´sugerencia´ externa misma que, contra nuestra opinión fundada, fue atendida modificando los requisitos acordados en el Consejo para la inscripción de quienes aspiran al cargo", acusaron las hoy ex consejeras.



Agregaron que a partir de ese momento, desde fuera y sobre todo en el propio Consejo, constataron que no existe la misma filosofía de trabajo, de manera que es complicado llegar a consensos, pues se promueve la laxitud en el análisis de las candidaturas, se pone en riesgo todo el proceso y por lo tanto se incumple con la Constitución local.



En medio de esos señalamientos, la actual procuradora capitalina, Ernestina Godoy, compareció este martes ante los integrantes que quedan del CJC, en donde tuvo que hacer un ejercicio de autocrítica sobre lo que no funciona en la dependencia capitalina y aceptar la lentitud e ineficacia que enfrentan los ciudadanos cuando tienen que acudir al Ministerio Público, donde el tiempo promedio de atención de una víctima del delito es de 6 horas.



Habló también de la corrupción interna prevaleciente en la actual Procuraduría y que a decir de Godoy es el resultado de muchos años de abandono de la institución, además de una falta de sistemas de evaluación de peritos, agentes del Ministerio Público y de Policías de investigación.



Aceptó que en este rediseño institucional debe haber lo que expresó como un "cambio de edificio", en el cual no estarán todos quienes hoy laboran en la PGJ, pues incluso habrá quienes no quieran participar y para ellos tiene que considerarse un sistema digno de retiro. Habló aquí de un nuevo perfil de servidores públicos para que ocupen los diversos puestos dentro de esa Fiscalía General.



En su entrevista ante el CJC, la procuradora fue cuestionada sobre el tema de la autonomía, sobre todo ante los señalamientos que se han hecho hacia ella respecto a que todo el procedimiento está dirigido para convertirse en "fiscal carnal".



Godoy dijo que la autonomía no implica estar peleado con el poder ni aislamiento, pues la relación interinstitucional debe ir de la mano de una extensa coordinación que incluya desde los juzgados cívicos hasta las cárceles. "Coordinación tampoco es subordinación", dijo la procuradora.



Reiteró que los cambios no se lograrán de la noche a la mañana. Se pronunció por una Policía de Investigación cada vez más científica y técnica, con la posibilidad de que pueda hacer escuchas legales y se agilicen procesos como la obtención del ADN de criminales cuando se trate de delitos de alto impacto. Incluso, dijo que esa capacitación a los policías, peritos y MPs ya comenzó.



Sobre la renuncia de las dos consejeras del CJC dijo desconocer las acusaciones y rechazó estar en ventaja sobre el conocimiento de la Procuraduría respecto a los otros candidatos.