| 

Transición 2018

Combatirá Sheinbaum recursos jurídicos que interponga Veolia sobre Planta de Termovalorización

Ciudad de México.-Luego de conocerse una resolución del Tribunal de Justicia Administrativa (TJA) por el que se suspenden las obras de la planta de termovalorización de basura El Sarape, la jefa de gobierno electa, Claudia Sheinbaum, se congratuló de la decisión tomada por las autoridades salientes, de no impugnar ese fallo.

Anunció que en su gobierno peleará hasta el final si hay un intento de la empresa Veolia de querer cobrar 3 mil millones de pesos de multa por la eventual cancelación del contrato.

“Nosotros vamos a pelear hasta el final si hay un procedimiento jurídico de la empresa, porque no creemos que sea justo este pago, porque ni siquiera hay inversiones”, expresó la mandataria electa.

El pasado 4 de octubre, el TJA suspendió los efectos del contrato suscrito entre la Agencia de Gestión Urbana y la filial de Veolia en México, Termo WTE, por considerar que el costo de la obra es oneroso.

Ayer mismo y al hablar del tema, el jefe de gobierno saliente, José Ramón Amieva, dijo que la administración local no impugnaría la resolución del Tribunal.

Sobre esa declaración, Sheinbaum hoy dijo: “Me parece bien. Entendieron que es un proyecto que perdió su posibilidad con el cambio de administración y es un reconocimiento tácito de que en efecto era un proyecto muy oneroso”.

Entrevistada durante una gira de agradecimiento por la alcaldía de Azcapotzalco, la futura mandataria reiteró que en su gobierno está cancelada cualquier opción que apunte a la termovalorización o biodigestión de la basura generada en la Ciudad. Incluso, rechazó la posibilidad de usar rellenos sanitarios para la disposición final de desechos.

Acusó que el manejo actual de la basura le cuesta al gobierno saliente 2 mil 600 millones de pesos al año, por procesos como el traslado y disposición final de los residuos en rellenos sanitarios.

Dijo que su plan es reducir ese costo por lo menos a la mitad y de forma sustentable. Por ello, Sheinbaum dijo que le apuesta a incrementar el proceso de reciclaje.

“No queremos concesionar el sistema (de tratamiento de basura), pero sí queremos que en la parte de reciclamiento entren diversas industrias que pueden pagarle a la Ciudad por recibir esos residuos.

“Cero basura es a lo mejor un proceso que no se pueda conseguir en los (próximos) seis años, pero a partir de 2019 vamos a realizar una primera inversión para aumentar el reciclamiento”, dijo la jefa de gobierno electa.

Expuso que en el caso de los terrenos dentro del Bordo Poniente donde se había proyectado la construcción de la Planta de Biodigestión, podría llegarse a un acuerdo con el gobierno federal para cambiar la vocación de ese espacio y usarlo mejor para crear ahí una planta de composta.

Etiquetas

COMENTARIOS

MÁS Transición 2018