Colocan cinturón bomba a empleada de banco para robar en la CDMX



Ciudad de México.- Un grupo de delincuentes tomó como rehén a la jefa de cajeros de una sucursal del banco BBVA ubicada en la demarcación de Gustavo A. Madero, a quien le colocaron un "cinturón bomba" para conseguir robar mas de 10 millones de pesos.



La empleada bancaria, identificada como Karina “N”, explicó a las autoridades de la Ciudad de México (CDMX) que salió de su domicilio en el municipio mexiquense de Ecatepec con rumbo a su centro de trabajo, cuando una unidad de microbús le cerró el paso y fue interceptada por el grupo de delincuentes.



A punta de pistola, la amenazaron y la obligaron a cambiar de vehículo, donde la esperaban dos hombres con un "cinturón bomba" que “a la fuerza” le colocaron para luego cerrarlo con un candado.



TE PUEDE INTERESAR: Realizan cambios en fiscalías de Investigación de Delitos de Género y Atención a Víctimas de la FGJ



El "cinturón bomba" tenía un reloj, algunos tubos metálicos, cables de colores, cinta gris y supuestos explosivos.



Durante el trayecto a la sucursal bancaria que sirve como bodega y centro de distribución de efectivo para algunas empresas en medio de la contingencia por Covid-19, los delincuentes la amenazaron con hace estallar el dispositivo y exigieron a la mujer que ingresara a la sucursal bancaria, de la que tenía llaves y claves de acceso, para que les sacara dinero en efectivo.



También le dijeron que si no seguía sus órdenes matarían a su esposo y sus hijos.



Una vez afuera del banco BBVA, los delincuentes proporcionaron un celular a Karina, con el cual iniciaron una videollamada para vigilar todos sus movimientos; le aseguraron que de no seguir sus instrucciones del robo o si cortaba el enlace la harían estallar.



Una vez que la mujer salió con decenas de fajos de billetes en bolsas negras, le ordenaron subirlos a su auto, mismo que estacionaron afuera de la sucursal, y le pidieron conducir hasta Periférico y Río de los Remedios, ya en el Estado de México.



TE PUEDE INTERESAR: Proyectan tener cámaras del C5 en estacionamientos privados de centros comerciales



Allí le indicaron que las llaves para liberarse del ‘cinturón bomba‘ estaban en el piso del auto. La hicieron bajar y le precisaron que debía caminar alrededor de cinco minutos sin mirar hacia atrás antes de quitarse el artefacto y lanzarlo al canal.



Después de esto, Karina "N" denunció los hechos por lo que ahora la Fiscalía General de Justicia (FGJ) de la CDMX los investiga bajo la carpeta CI-FIGAM/GAM-4/UI-2C/D/0077/05-2020.



Elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional de la 37a. Zona Militar, recolectaron el cinturón y lo desactivaron en el lugar donde fue arrojado



Detallaron que el artefacto estaba compuesto por un regulador de corriente, un chispero y cuatro artefactos pirotécnicos, con un contenido de 32 gramos de pólvora, motivo por el cual dieron aviso al Ministerio Público Federal con sede en Ecatepec, iniciándose la carpeta de investigación correspondiente.



Señalaron que cinturon era “un explosivo mal elaborado”, sin embargo, el personal castrense no aclaró si el dispositivo efectivamente podría haberse activado a distancia.