Colectivos se pronuncian en contra eliminar el fideicomisos



Ciudad de México.- Diversos colectivos de familias que están en la búsqueda de familiares desaparecidos, denominados BUSCADORXS MÉXICO, se pronunciaron en contra del dictamen que eliminará el fideicomiso destinado para apoyar a familias de personas desaparecidas y continuar con las búsquedas de sus seres amados, El Fondo de Ayuda, Asistencia y Reparación Integral que contempla la Ley General de Víctimas (LGV) y que será votado el próximo 6 de octubre en la Cámara de Diputados.



En un documento exigieron dar reversa a esta propuesta, realizada por el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.



Por lo que exigieron no se reforme la Ley General de Víctimas y que no se elimine el fideicomiso de Ayuda Asistencia y Reparación Integral sin antes generar un proceso que garantice el derecho de participación efectiva de las Víctimas, Sociedad Civil Organizada y Colectivos, así como garantizar el derecho a la participación en las modificaciones legislativas que afecten o se trate de los derechos de las Víctimas.



Asimismo, describieron que si el argumento es el combate a la corrupción, la solución no es dotar de mayor poder a las instituciones gubernamentales en turno, si no en el empoderamiento ciudadanizado y en darle mayores atribuciones de fiscalización, rendición de cuentas, contralorías sociales y canales de transparencia más abiertos.



Además demandaron al gobierno federal que para mejorar las finanzas ante la situación del Covid-19, centren su atención en el Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado (Indep), quien bajo la premisa de recuperar recursos, no han fijado el destino de ese dinero recaudado. Así también centrar la atención en las Secretarías de Salud de los Estados que han estado haciendo uso indebido de los recursos desviando millones de pesos para la lucha contra el Covid.



A la par expresaron su rechazo a la eliminación del fideicomiso en los cinco puntos siguientes:



1. Voces y necesidades de las víctimas omitidas: Queremos, exigimos y es un derecho participar, para que nuestras necesidades sean escuchadas, atendidas y trabajadas en conjunto. Es necesario y prioritario desarrollar procesos de gobierno abierto, presupuestos públicos participativos y contar con información clara, veraz y fidedigna sobre las reformas que se pretenden llevar a cabo. Rechazamos la forma en que fue elaborada la propuesta de modificación a la LGV, ya que no se consideró la participación oportuna de quienes nos veremos afectadas o beneficiadas: ¡Sin las familias nada!



2. El fideicomiso para la ayuda, asistencia y reparación integral de las víctimas es funcional: Defendemos lo creado por las familias, víctimas y colectivos; cuando se creó la LGV se hizo a través de un intenso dialogo, consenso, debates y acuerdos. En ese momento la figura del fideicomiso fue la mejor opción para la administración del Fondo de Ayuda ya que permitía la trascendencia de presupuesto anual y la certeza de que sería destinado únicamente al apoyo de las víctimas y que de ninguna forma estaría sujeto a una decisión de un gobierno en turno. Las familias, víctimas, colectivos y organizaciones civiles involucradas no observamos hasta la fecha, ninguna problemática trascendente con la administración de esos recursos. Los apoyos nos llegan directamente, contrario a lo que se ha manejado en los discursos políticos y justificaciones para llevar a cabo estas reformas. No jueguen políticamente con los recursos de las víctimas.



3. Las víctimas sentimos desconfianza y preocupación en el actuar gubernamental: Ya basta, es el estado quien no ha sabido garantizar nuestros derechos humanos a la seguridad, al acceso a la verdad, a la justicia, a la reparación y no victimización y ahora es el mismo que pretende modificar el destino y la administración de los recursos que las familias ya habíamos logrado institucionalizar en la LGV, que nos costó, mucho trabajo alcanzar. Hacer modificaciones sin nuestra voz, sin nuestra participación, es romper el compromiso histórico de nuestra lucha social que logramos arrancarle a los gobiernos pasados. Y sólo lo remite a un acuerdo político de una fracción parlamentaria, que no nos representa porque no nos ha querido escuchar y por esa razón le tenemos total desconfianza.



4. Desgaste y victimización por la defensa de la administración del presupuesto: Estamos cansadas. Cargando con nuestro dolor, rabia e impotencia, buscando entre fosas clandestinas los cuerpos en pedacitos de nuestros seres que amamos, con el corazón destrozado llevando la foto de quien/es buscamos en cada rincón del país volanteando, para preguntar si alguien le ha visto, si alguien sabe algo de su paradero, haciendo investigaciones por nuestra propia cuenta para llevarles la información a las autoridades para que procedan con el trabajo de acceso a la justicia. Estamos acudiendo con autoridades que primero tenemos que sensibilizar sobre nuestras problemáticas y después exigiendo que hagan su trabajo y supervisando que lo hagan bien. Todo ello buscando recuperar nuestras propias vidas con nuestras familias rotas, con el estigma social de ser a quienes el estado les ha fallado y no le importa y ahora, nuevamente tener que ser quienes tengamos que defender los acuerdos alcanzados con un gran consenso de la LGV. ¡No queremos y no dejaremos que le cambien ni una coma! Con nosotras todo, sin nosotras nada. No nos arrancarán tan fácilmente lo alcanzado, sin que nos volvamos a organizar para defenderla.



5. Manifestamos que el Grupo Parlamentario de Morena, que promueve esta Iniciativa para desaparecer los Fideicomisos; viola los compromisos verbales públicamente adquiridos por el Presidente de la República López Obrador con colectivos de víctimas y familiares de personas desaparecidas.