| 

Noticias

Coalición alemana acuerda endurecer su política migratoria

Ciudad de México.-

Los tres partidos de la coalición del gobierno alemán acordaron endurecer las medidas de migración y las políticas de asilo, luego de varias semanas de polémicas sobre la inmigración tanto a nivel nacional como europeo.

La noche del jueves, unas horas antes de las vacaciones de verano para los parlamentarios, los socios de gobierno de la canciller federal alemana Angela Merkel, el Partido Unión Demócrata Cristiana de Alemania (CDU), el Partido Socialdemócrata de Alemania (SPD), y la Unión Social Cristiana (CSU) endurecieron la política migratoria nacional.

Los líderes del SPD, Andrea Nahles, y Olaf Scholz, vicecanciller federal y ministro de Finanzas, expusieron que entre las medidas acordadas figura que en lo que falta de 2018 el gabinete de Merkel aprobrará una ley sobre inmigración, una petición central de los socialdemócratas.

“No se llevarán a cabo acciones unilaterales nacionales”, anunció Nahles.

“En general, hemos alcanzado un buen acuerdo”, apuntó Nahles, quien se pronunció por el retorno de inmigrantes al primer país al que llegaron y fueron registrados, o a su país de origen. Para ello tienen que concertarse acuerdos bilaterales.

Las medidas también establecen que los centros de tránsitos para inmigrantes, se llamarán “centros de transferencia”, y estarán situados cerca de la frontera entre Austria y Alemania, según versiones de la prensa local.

En estos centros se deberá comprobar si el recién llegado ya ha sido registrado en otro país de la Unión Europea (UE) o no, además establece que será un máximo de 48 horas que podrá estar un immigrante en estos centros; pasadas las 48 horas, si su caso no ha sido resuelto, se le deberá dejar en libertad, pero se le prohibirá permanecer en Alemania.

El problema en este caso es que Austria se niega a recibir aquellos refugiados que Alemania rechace.

Entre otros puntos del acuerdo de la gran coalición fugura el aumentar la plantilla de personal de la Oficina Federal de Inmigración (Bamf) para evitar errores como en el pasado.

En los casos concretos de Grecia y España, con los cuales Alemania ya ha firmado acuerdos bilaterales, el gobierno de Merkel va a trabajar de manera intensa en la reagrupación de familias migrantes.

Además , la coalición alemana se compromete a reforzar los recursos y el papel de la agencia FRONTEX en las fronteras exteriores de la UE; a luchar contra la red de falsificación de visa, así como contra la crimanilidad organizada de los traficantes de personas.

La gran victoria del SPD fue lograr el compromiso de redactar este mismo año la llamada Ley de Inmigración de mano de obra calificada.

Hasta finales de octubre próximo, el gabinete conservador-socialdemócrata quiere tener listo el texto que permita reglamentar la llegada de personal calificado no alemán que pueda cubrir los huecos abiertos en el mercado laboral nacional.

Desde la organización no gubernamental, Pro Asyl, una de las más activas en Alemania en el ámbito del asilo, su presidente, Günter Burkhardt, acusó a la gran coalición de transferir la gran responsabilidad y el peso de la política migratoria a los Estados miembros de la UE más débiles.

Etiquetas Coalición alemana Política migratoria

COMENTARIOS

MÁS Noticias