| 

Capital Nuevo León

Cierran penal Topo Chico: contaba con bar, restaurantes, bodegas con armas y hasta jacuzzi



Nuevo León.- El penal de Topo Chico, uno de los centros penitenciarios más antiguos del país ubicado en Monterrey, cuya ingobernabilidad le dio infama, cerró oficialmente este lunes.



En Topo Chico las fugas, asesinatos, extorsiones y autogobierno del crimen organizado se convirtieron en un emblema mala publicidad y crearon una bomba que estalló en los últimos años con motines.



En los últimos años se encontró que había pasadizos entre el área de mujeres y de hombres, un bar, varios restaurantes, una bodega con armas, un jacuzzi, un altar a la Santa Muerte y demás amenidades controladas por grupos criminales.



El pasadizo, denominado ‘Uber’, se encontraba en las regaderas del baño de ala de mujeres y era utilizado para pasar a las internas y prostituirlas o abusar de ellas. Se descubrió en noviembre de 2018 y fue clausurado.



La bodega de armas se encontraba en un drenaje de doble fondo y se encontraron un fusil R-15 y cuatro cortas, además de cajas de whisky.



El bar VIP, ubicado junto a la bodega, era desde donde operaba el autogobierno de Los Zetas, y donde se hacían fiestas con alcohol.



El penal Topo Chico nunca cumplió su objetivo de reintegración y personas condenadas por delitos de crimen organizado, sicarios, violadores, defraudadores y ladrones convivían con jóvenes procesados por delitos menores y pacientes mentales.



Topo Chico comenzó a funcionar el 3 de octubre de 1943 y originalmente iba a albergar 600 internos, pero a pocos años de su inauguración comenzó a tener sobrepoblación, uno de los factores más determinantes para lo que terminó siendo.



Los internos e internas fueron reubicadas en centros de reinserción controlados por la Fuerza Penitenciaria.

Etiquetas CDMX Noticias Penal Topo Chico

Contenido Relacionado

COMENTARIOS

MÁS Capital Nuevo León