Choferes de microbuses y camiones de la CDMX accederán al IMSS, sólo si se portan bien



Ciudad de México.-El gobierno de la Ciudad junto con el IMSS pusieron en marcha un Programa de Profesionalización y Acceso a la Salud para operadores del transporte concesionado -choferes de microbuses y camiones-, que les permitirá a esos trabajadores del volante acceder a los beneficios de la seguridad social, como servicios médicos quirúrgicos, farmacéuticos y hospitalarios, pensión por invalidez, pensión por viudez, orfandad y ascendencia, pensión por vejez y ayuda en gastos funerarios del solicitante.



En videoconferencia, la jefa de gobierno Claudia Sheinbaum; el director del IMSS, Zoé Robledo, y el titular de la Semovi, Andrés Lajous, presentaron este programa que de inicio beneficiará a 15 mil 500 choferes. Solo será un chofer por unidad.



Para la inscripción al IMSS, el gobierno de la Ciudad otorgará un apoyo indirecto de mil pesos mensuales a cada chofer, para el pago de la cuota de seguridad social al IMSS. En esa etapa de arranque el gobierno de la Ciudad capitalino destinará 80 millones de pesos para este programa.





Lajous explicó que el acceso y permanencia a la seguridad social estará condicionado a que haya un apropiado comportamiento vial y mejora en el servicio por parte de los choferes y de los dueños de las concesión, es decir, son los conductores que cumplen las reglas y que se comprometen a cumplir las reglas los que tienen acceso a este servicio.



La inclusión de los choferes al IMSS vendrá acompañada de la aplicación telefónica denominada Mi Ruta, porque la misma aplicación permitirá a las autoridades supervisar las horas laboradas por semana y hacer el seguimiento de los recorridos de los conductores.



La aplicación Mi Ruta podrá descargarse desde como un módulo en la App CDMX, la cual deberán descargar los operadores y también podrán hacerlo los usuarios para calificar desde ahí la calidad del servicio.



Al mismo tiempo, los concesionarios y dueño de las unidades deberán aceptar la incorporación de GPS y cámaras en todas las unidades de transporte concesionado, lo cual también permitirá supervisar cómo se opera la unidad y en su caso sancionar a partir de las mediciones que se tienen con estos sistemas.



Para acceder a la seguridad social, los choferes deberán solicitar la inscripción y una cita digital a la Semovi, a donde deberán presentarse con una licencia tipo C, una identificación vigente, firmarán la carta compromiso y se les entregan los formularios médicos del IMSS que deben de llenar para ser incorporados.



Una vez que hacen esto quedan sujetos a los mecanismos de supervisión y sanción que tienen que ver con los criterios del servicio, con la seguridad de los usuarios y evidentemente con el cumplimiento del reglamento de tránsito.



Entre las sanciones destaca que el operador no cuente con licencia tipo C vigente, que infrinja los lineamientos para la calidad de prestación del servicio como, por ejemplo, que no traiga uniforme o camisa que es obligatoria, que vaya bebiendo, que vaya fumando, que esté reproduciendo música a alto volumen, que no trate de forma respetuosa a las personas, que ponga en riesgo la seguridad de las personas o que caiga en actos de acoso o abuso sexual y/o discriminación en la operación del transporte.



En la primera fase de este programa, la Semovi usará las cámaras de Fotocívicas para hacer la supervisión y sanción automática del transporte concesionado por conductas como circular en sentido contrario, invadir áreas de espera y pasos peatonales, no respetar el semáforo en rojo, dar vueltas prohibidas, utilizar el celular y dispositivos de comunicación durante la conducción y circular en exceso de velocidad.



Así, el 17 de agosto inicia el programa de ordenamiento del transporte con los elementos tecnológicos de GPS y cámaras, después el 1 de septiembre inicia Mi Ruta para personas operadoras y con el primer padrón de personas que serán incorporadas al programa en conjunto con el IMSS; y el 5 de octubre se habilitará Mi Ruta para las personas usuarias.



Cuestionado sobre si el IMSS tendrá la capacidad para atender a los choferes cuando históricamente ha habido quejas sobre los malos tratos y la escasa infraestructura del Instituto, Zoé Robledo aseguró que el servicio está garantizado.



Incluso, el funcionario expresó: “No puedo terminar sin citar al clásico a que ‘pásenle, pásenle’, porque en el Seguro Social hay lugar; entonces los invitamos a todos y a todas”