Cepal pronostica peor contracción económica en América Latina desde 1900



Ciudad de México.- La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) advirtió que la región enfrentará la peor contracción económica en más de un siglo, pues desde 1900 no había una contracción que descendiera al 5.3 por ciento, pronóstico estimado para el 2020.



A través de un informe, la Comisión detalló que la afectación de la pandemia a la región es por medio de factores externos e internos “cuyo efecto conjunto conducirá a la peor contracción que ha sufrido desde que se inician los registros, en 1900”.



Las estimaciones en torno al PIB mundial proyectan una caída próxima al dos por ciento, mientras que para América Latina esta cifra desciende hasta el 5.3%.



TE PUEDE INTERESAR: Banxico estima contracción en México de hasta 8.8%



Además, refirió al panorama que enfrentan los principales socios económicos de la región, entre ellos China, Estados Unidos y Europa, y al desplome de los precios de exportación como factores relevantes en la caída del valor de las exportaciones en la región, mismo que será de cerca del 15%, con una disminución de 8.8% “y una contracción del volumen del seis por ciento” debido a la contracción de la demanda mundial.



La Cepal recordó que las medidas sanitarias significaron fuertes caídas en actividades como la aviación, el turismo, el comercio y las zonas francas; por ello, muchas empresas enfrentan disminuciones en sus ingresos, dificultades para el acceso a créditos y un aumento en la probabilidad de insolvencia.



“Los trabajadores sufren un marcado deterioro en las condiciones laborales, empleo o ingresos que, sumado a lo anterior, lleva a un deterioro en la demanda agregada de los países y a aumentos en la pobreza”, señaló.



Entre las consideraciones que destacó la Comisión es que las mayores repercusiones se verán en los países de América del Sur, especializado en la exportación de bienes primarios, situación que los pone en situación vulnerable por la disminución de precios.



Agregó que economías en Centroamérica y el Caribe, incluyendo el caso mexicano, se enfrentarán a las consecuencias de la desaceleración de la economía de Estados Unidos; otro aspecto es que las exportaciones regionales a China serían las más afectadas en 2020 pues disminuirían hasta el 24.4 por ciento, en este sentido, se verían afectados Argentina, Brasil, Chile y Perú –mayores exportadores de esos productos al país asiático-.

Recomendaciones de la Cepal a la CELAC



Ante este contexto poco alentador para las economías latinoamericanas y caribeñas, la Cepal presentó una serie de recomendaciones y propuestas para enfrentar la crisis derivada de la propagación del Covid-19 a través de Alicia Bárcena, secretaría ejecutiva, quien entregó a los países miembros de la CELAC acciones, propuestas y recomendaciones de políticas para enfrentar la crisis.



Se llevó a cabo, así, una reunión privada convocada por México en su calidad de Presidente Pro Témpore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, en ésta, Bárcena propuso algunas medidas.



Implementar un ingreso básico de emergencia (IBE) equivalente a una línea de pobreza y aumentar el espacio fiscal; fortalecer mecanismo para apoyar ingresos, al empleo y las micro y pequeñas empresas, esto en el corto plazo.



En el mediano plazo pidió formular respuestas ante una realidad post Covid con cambios de modelo y de la estructura productiva con mayor igualdad y sustentabilidad. Refirió a un Estado de Bienestar basado en un nuevo pacto social, fiscal y productivo con la universalización de acceso a los derechos, ingreso básico universal y un sistema de cuidados.



Bárcena apunto a la necesidad de una mayor integración productiva, comercial y tecnológica para “incidir en la nueva geografía económica internacional; generar políticas industriales y tecnológicas para crear y fortalecer las capacidades productivas e impulsar la productividad, el empleo y el crecimiento sostenible” como medida a una “reactivación verde”.



“Se requieren pactos fiscales progresivos con mayores impuestos directos sobre la renta personal, especialmente de uno por ciento más rico, con el fin de avanzar hacia un modelo de desarrollo más inclusivo y sostenible basado en una nueva relación entre el Estado, la sociedad y el mercado”, se detalló en las recomendaciones emitidas por la Cepal.