Candidatos al mejor postor en la CDMX



Ciudad de México.- En los procesos electorales es común la estrategia de los partidos políticos de convencer a sus adversarios a que declinen sus aspiraciones y fortalezcan sus proyectos.



La mayoría de estos acuerdos cuando se concretan no necesariamente son por el interés de mejor la vida pública de México o la Ciudad de México (CDMX), sino por un interés personal. El candidato que declina recibe un pago en efectivo, en especie o una promesa de beneficios en caso de que resulte ganador el proyecto.



Sin embargo, en este 2021 en la CDMX donde se amplió la oferta de partidos políticos de siete a 11 la compraventa de candidatos está a la alza.



A quince días de que cierren las campañas electorales este fenómeno ha demostrado la fragilidad de los partidos nuevos que tienen candidatos que sucumben ante los partidos tradicionales como el PRD, PAN o PRI o a Morena, el partido en el gobierno.



Las declinaciones se han dado en la mayoría de las demarcaciones y se prevé que arrecien para este final de las campañas rumbo a la jornada electoral del 6 de junio próximo.



Hasta ahora el partido más débil es Redes Sociales Progresistas (RSP), que nació como satélite de Morena y ahora se “desmorena” y se desmorona porque sus candidatos están volviendo a sus lugares de orígenes. Muchos de ellos militaban en el PRD o Morena y ahora están volviendo a sus rebaños.



RSP no se consolidó como fuerza porque apostó por personajes de bajo perfil y su líder en la CDMX, Pedro Pablo de Antuñano no concretó bien la alianza con la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum y se dinamitaron acuerdos que en teoría beneficiarían a la mandataria y RSP alcanzaría su registro.



Los candidatos de RSP están a la venta al mejor postor y en caída libre con riesgo de no sobrevivir a la elección intermedia y ello explica su rompimiento con Morena.



Esta elección constitucional quedará marcada por la amplia oferta de partidos y pocos perfiles con trayectoria. El fenómeno será negativo, en su mayoría, para Morena porque los votos que habían prestado a sus satélites se diluyen ante su crisis interna y ahondan su fractura ante la dispersión del voto.

NOCAUT. Jorge Romero ya siente ganada Álvaro Obregón y ahora busca apersonarse en la demarcación con Lía Limón, pero al principio no quiso apoyar más que con unas simples lonas por asegurar que no hay recursos. Ahora busca colgarse un triunfo. ¡Abrazos, no periodicazos!

  • Luis Eduardo Velázquez

    Luis Eduardo Velázquez

    Periodista especializado en asuntos de política y electorales. Con estudios en derecho, amante del boxeo, el café y la buena letra.

Etiquetas: Noticias