| 

Política

CEM observa Estado debilitado ante falta de contrapesos en México

Ciudad de México.- El presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), cardenal Francisco Robles Ortega, consideró que la concentración del poder de un partido (Morena) como se obtuvo en México en las elecciones pasadas requiere de un renovado “sistema de pesos y contrapesos”.

Lamentó que el actual “sistema se encuentra gravemente debilitado. No sólo porque los partidos políticos aún se encuentran en un cierto pasmo post-electoral sino porque la sociedad civil organizada requiere de mayor organización, efectividad y presencia”.

Al inaugurar la CVI Asamblea Plenaria del Episcopado, destacó que “hoy tenemos un gobierno con gran poder, pero una sociedad que en muchos ámbitos se encuentra herida, fracturada y frágil. En otras palabras, el Estado por un lado es fuerte y por otro lado es débil”.

La Iglesia, precisó, “no busca ningún fuero especial. El Estado debe ser laico, es decir, no debe promover religión o irreligión alguna. Pero el Estado debe ser laico para que la sociedad sea tan religiosa como ella quiera ser. Esta es una gran tarea que tendremos que afrontar con máxima seriedad y competencia en los próximos años”.

En el nuevo contexto político del país, llamó a los obispos a tener una nueva actitud: “respeto sincero a las autoridades legítimamente constituidas; colaboración en todos los temas comunes que podamos encontrar; y sana distancia para evitar cooptaciones indebidas que terminan lastimando tanto al Estado como a la Iglesia”.

Robles Ortega afirmó que “ante las declaraciones de algunos políticos que desean ampliar aún más las causales para el aborto, mermar la naturaleza del matrimonio entre hombre y mujer, o restringir algunas libertades fundamentales, muchos católicos y no-católicos se han manifestado bajo su propia responsabilidad en un mismo día para proclamar que el pueblo no está de acuerdo con antivalores y conductas criminales. Todo esto muestra que existe un acervo religioso, ético y solidario en los mexicanos. Nosotros como pastores debemos fortalecerlo y hacerlo madurar”.

Por eso “en el futuro inmediato todos tendremos que renovar nuestros argumentos e ideas para hacer más comprensible la necesidad de respetar el derecho a la vida desde la concepción y hasta la muerte natural; tenemos que lograr que aún los no creyentes redescubran la verdad, el valor y la belleza del matrimonio heterosexual y la importancia de madurar en una cultura y una legislación de verdadero respeto y promoción del derecho humano a la libertad religiosa”.

En el escenario actual, dijo, el papel de los pastores es contribuir al fortalecimiento de la sociedad en el actual contexto es “ser-Iglesia” convertida y solidaria dar frutos que inciden positivamente en la vida social.

Los obispos mexicanos, señaló el presidente de la CEM, “estamos muy obligados a proceder, especialmente tratándose de los casos de abuso sexual, conforme a derecho y sin dilación, entendiendo que ningún miembro de la Iglesia se encuentra en una suerte de paréntesis respecto a las exigencias de justicia que brotan de la dignidad inalienable de la persona humana”.

Y al reiterar la fidelidad del Episcopado al Papa Francisco, lamentó cuando “algún obispo desafía la autoridad del Santo Padre. En México, por gracia de Dios y protección de la Virgen Santa María de Guadalupe, no hemos tenido este tipo de experiencias”.



Etiquetas CDMX CEM Iglesia Católica Francisco Robles Ortega

COMENTARIOS

MÁS Política